Prácticas de marketing que tienen mucho poder sobre su bolsillo

Prácticas de marketing que tienen mucho poder sobre su bolsillo

Todos los sentidos intervienen al momento de realizar una compra. También, según los expertos, el estado anímico influye en la elección entre un producto u otro y esto los comercios lo saben.

Como consumidores, constantemente nos exponemos a una serie de estrategias de marketing y publicidad implementadas por los comercios con la finalidad de que consumamos más.

Entre las más evidentes están la publicidad y los encartes que vemos en los periódicos y otros medios, pero hay otras igualmente relevantes que nos pueden llegar a través de los olores, los sabores y las experiencias táctiles.

Los mercadólogos saben cómo los consumidores reaccionamos a los distintos tipos de estímulos (sensaciones, estado anímico, etc.). El neuromarketing estudia la forma en que el cliente reacciona ante una campaña de ventas y cuál es su comportamiento posterior. Es decir, cómo reacciona el cerebro del consumidor antes, durante y después de comprar.

Las estrategias de marketing procuran alentarle a comprar, ya sea que el producto se corresponda con sus necesidades o no. Usted, como consumidor, debe ser precavido. Clic para tuitear

Lo ideal es que los consumidores no estemos en condición de desventaja en cuanto al conocimiento sobre las prácticas de mercadeo, aprovechamos la temporada para compartir algunas estrategias que son muy utilizadas para estimular el consumo y de las que no siempre los clientes estamos conscientes.

 Neuromarketing visual

Este táctica procura a través de un recurso publicitario remover las emociones, captar la atención de consumidor y hacer permanecer en la memoria una imagen a través de impactos visuales. Así, el deseo de adquirir el producto entra por los ojos.

El sentido de la vista tiene un gran poder de estimulación. Por eso es común sentir hambre al ver imágenes en alta calidad de un plato que entendemos que resultaría agradable a nuestro paladar y podría satisfacer una necesidad vital en la que antes, posiblemente, no habíamos reparado: tenemos hambre.

Otro ejemplo es que los comercios coloquen los productos más caros en las zonas más vistosas de los anaqueles con el objetivo de darles un acceso privilegiado en la ruta que sigue la vista del cliente.

Neuromarketing auditivo

Otras técnicas utilizadas impactan directamente a nuestros oídos. Colocar música de fondo, que se escuche en todos los pasillos del establecimiento, según expertos, incita a consumir. Por ejemplo, los ritmos más calmados nos hacen sentir tranquilidad, esto nos lleva a pasar más tiempo en el establecimiento, paseándonos lentamente por los pasillos y, de paso, comprando más.

La psicología juega un papel determinante en las estrategias de mercadeo y, lógicamente, en nuestros bolsillos.

Neuromarketing kinestésico

 Es cuando las prácticas de mercadeo son diseñadas pensando en que también podemos asociar la información a las sensaciones y asociaciones que se generan a través del tacto, el olfato o el gusto.

Muestra de ello, son las degustaciones de productos en los centros comerciales, el olor a pan, pudín o cualquier otro producto del área de panadería.

El efecto de lo barato o gratis

La típica expresión “y eso no es todo”, utilizada por los vendedores ofreciendo descuentos y ofertas que el consumidor no estaba buscando, es otra de las estrategias utilizadas.

Por ejemplo, están los artículos que incluyen múltiples beneficios adicionales. Usted puede adquirir una vajilla, que trae consigo un juego de cubiertos, además de un mantel, todo incluido en su compra. Quizás no necesita ni la vajilla ni los artículos adicionales, pero la idea de que se está llevando algo “gratis” estimula su deseo de compra en proporciones que pueden anular su racionalidad a la hora de tomar la decisión.

Algo similar ocurre cuando el ofrecen un producto a su costo real y un segundo artículo a mitad de precio. Posiblemente termine llevándose los dos, aunque no necesite más de uno.

Otro método muy utilizado es fijar el precio del producto en un monto que involucre centavos. ¿Le es familiar el 99.95? Esto causa en el consumidor la impresión de que el precio es atractivo y lo debe aprovechar.

En conclusión, las estrategias de marketing procuran alentarle a comprar, ya sea que el producto se corresponda con sus necesidades o no. Usted, como consumidor, debe planificar sus gastos y ser precavido al momento de realizar sus compras.


Artículos relacionados

Los roles de los actores del mercado de valores

Si no tenemos experiencia en la materia es muy frecuente que confundamos los roles de algunos agentes del mercado de

¿Cómo pagar poco por un seguro de vida?

Con destinar RD$30 diarios puedes pagar un seguro de vida de RD$1 millón. ¿Cómo lograrlo? Dos invitadas de Seguros Sura

¿Qué tanto leen los dominicanos? ¿Es la lectura un hábito de países ricos?

La Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples (Enhogar) 2010 indica que solo el 45.28% de los dominicanos dedica al

Volver Arriba