¿De dónde viene la expresión guardar pan para mayo?

¿De dónde viene la expresión guardar pan para mayo?

“Hay que guardar pan para mayo y harina para abril”, o como se dice en otras latitudes, “hay que guardar pan para mayo y leña para abril”. Con esta frase despedimos cada noche nuestro programa Argentarium Radio. A propósito de la llegada de mayo, muchos preguntan que si ya se pueden comer el pan o simplemente por el origen de la frase. Veamos:

Llegó mayo. Muchos preguntan que si ya se pueden comer el pan o simplemente por el origen de la frase. Clic para tuitear

La literatura sobre esta expresión es escasa, pero alcanza a explicar que surgió en una región campestre de España y, durante la época colonial, se extendió hacia América. En el campo, mayo tiene una importancia clave: típicamente da inicio a un periodo de vastas lluvias y buenas cosechas. Los agricultores y campesinos esperaban esta época con alegría, ya que se acercaban la zafra y la nueva siembra, y necesitaban de la lluvia para hacerlo de manera exitosa.

Sin embargo, mayo no siempre traía lluvias, por lo que la gente consideraba sabio racionar las provisiones del año anterior. Metafóricamente se hablaba de “guardar pan para mayo”.

A pesar de que el refrán se origina en el costumbrismo agrícola español, la expresión se puede trasladar a los planos económico y financiero, empresarial y personal. Esto se debe a que el sentido de de la frase es subrayar la importancia de administrar correctamente en tiempos de abundancia para poder satisfacer las necesidades en época de precariedad. ¿Recuerdan la enseñanza de la parábola bíblica de las siete vacas gordas y las siete vacas flacas? En ese mismo sentido va esta frase popular.

Finalmente, la respuesta a quienes preguntan que si ya se pueden comer el pan: naturalmente, hay que comer, pero mejor si lo hacemos conscientes de que mayo nos espera cada 11 meses, o mejor aún, asumiendo que mayo es el futuro, siempre incierto.


Volver Arriba