Cuando invertimos en renta fija tenemos de antemano una información muy segura (un precio, un valor nominal, vencimiento…) y conocemos con seguridad la rentabilidad que nos va a aportar. En cambio, cuando invertimos en renta variable, la rentabilidad de nuestra inversión no es segura, pero ¿por qué los fondos que invierten en renta fija se clasifican como renta variable? Esto lo responde Santiago Sicard en esta sección de Conversando a Fondo.