IMPORTANTE: Conoce las medidas tomadas por las entidades bancarias por COVID-19

Cuatro ideas que debemos interiorizar para ganar impulso en la ruta hacia la salud financiera

Cuatro ideas que debemos interiorizar para ganar impulso en la ruta hacia la salud financiera

Corrían días de enero, el inagotable, cuando el economista Giancarlo Jiménez Cantisano* presentó estas ideas, en el marco de un encuentro de directivos del Scotiabank con la prensa dominicana. Advirtiendo el valor educativo que puede tener para nuestra audiencia, nos animamos a resumir su participación.

Compartimos el extracto en las siguientes líneas.

La salud financiera no es una meta, no es un momento estático. Es un hábito que practicamos todos los días”.

Para saber cuáles son las vías que conducen hacia la salud financiera y cómo recorrerlas es necesario comprender de qué hablamos. Jiménez Cantisano subraya que no se trata de una meta que se puede cotejar definitivamente en nuestra lista de pendientes, sino de un conjunto de hábitos, y es preciso concebirlos como una obra en construcción y en revisión constantemente.

Aunque vamos superando etapas, siempre aparecerán riesgos ante los que será prudente levantar muros de contención.

La capacidad de producir dinero es clave en la ruta hacia la salud financiera, pero igualmente importante es la habilidad para gestionarlo, expone Giancarlo Jiménez Cantisano. Clic para tuitear

No existe una fórmula mágica, es cierto, pero sí comportamientos que nos ayudan a tener mayor control sobre nuestra salud financiera”, afirma.

 “Trabajar duro solo nos va a llevar hasta la mitad del camino”.

Nuestra capacidad de producir dinero es clave en la ruta hacia la salud financiera, pero igualmente importante es la habilidad para gestionarlo convenientemente. “Tenemos que educarnos financieramente, utilizar herramientas, aplicar controles, dar seguimiento, valorar el peso financiero de nuestras decisiones”, explica el asesor.

Hace hincapié en la importancia de identificar objetivos y diseñar metas (así como mecanismos para su medición y monitoreo) si se pretende hacer una gestión adecuada del dinero.

Si no sabes para dónde vas, cualquier camino te llevará”.

Jiménez Cantisano recuerda esta frase de Lewis Carroll que aparece en el cuento Alicia en el País de las Maravillas. Comenta que lo mismo ocurre en las finanzas: si no tenemos metas claras, cualquier forma en que administremos nuestro dinero funcionará para algo. Sin embargo, el resutado no siempre será el más satisfactorio: “Hay tres caminos de qué hacer con los ingresos: gastas, ahorras o inviertes. Si no hay una meta, la mayoría se va a inclinar a gastar”, precisa.

Destaca la importancia del rol que juegan las metas, pues además de que implicar fijar fechas concretas para lograr cierto objetivo, también estimulan a alcanzarlo. Esa –considera- es la diferencia entre una meta y un sueño.

Leer  Seis errores comunes que debemos evitar al elaborar nuestras metas financieras

Pero las metas deben estar correctamente diseñadas. Esto sugiere que deben ser realistas y medibles. “Lo que no se mide no se gestiona. No puedes aumentar tus ingresos si no sabes cuánto ganas. No puedes disminuir tus gastos si no sabes cuánto ni en qué estás gastando”, precisa el analista.

Las prioridades, que serán dadas en función de los objetivos personales, deben estar plasmadas en el presupuesto, que es la herramienta por excelencia para alcanzar /o mantener la salud financiera.

Hay un gran poder en ser paciente.

Finalmente, apuntar que la salud financiera es un plato que se cocina a fuego lento. En el proceso es necesario tener una relación equilibrada con el dinero, de modo que seamos capaces de mantener la constancia en una ruta que puede ser larga, sin desesperarnos.

En finanzas, “lo que viene rápido se va rápido”, recuerda el asesor financiero. Con frecuencia pecamos de “sobreestimar lo que podemos ahorrar en un año y subestimar lo que es posible lograr en 10 años”, cita.


*Giancarlo Jiménez Cantisano es economista, con MBA de  Barna Management School y colaborador académico de esa casa de estudios. Es socio cofundador de la Empresa de Asesoría Financiera CJF Consultores.


Volver Arriba