Ideas para ser productivo/a durante la cuarentena por coronavirus

Ideas para ser productivo/a durante la cuarentena por coronavirus

iStock | marchmeena29

Por estos días nos vemos precisados a dejarles las calles y lugares de trabajo al coronavirus y confinarnos en casa para evitar contagios. A algunos les toca acostumbrarse a que todos los días sean como los domingos, pero laborables. Quienes no pueden trabajar de manera remota no están libres de desafíos, pues tendrán más tiempo para estar consigo mismos del que desearían (y, en muchos casos, menos dinero de lo necesario).  También habrá que lidiar con el estrés que producen la incertidumbre económica, el aburrimiento por exceso de ocio y el miedo a la enfermedad. Enfocados en este grupo hicimos una lluvia de ideas (virtual, porque somos del team #yomequedoencasa) sobre iniciativas o actividades que se pueden realizar desde el hogar, a fin de no ser completamente improductivos durante esta temporada.

Las citamos. ¡Ojo! La lista sigue abierta. Déjennos nuevas ideas en la sección de comentarios. Es muy probable que sus aportes puedan ayudar a alguien a sacar algo positivo de esta crisis.

-Leer artículos y libros de los temas de tu interés profesional. Esta es una forma de mantenerte actualizado en tu campo y poder hacer mejores aportes a la empresa cuando te reintegres. En general, las lecturas sobre el oficio siempre serán provechosas para mejorar el perfil profesional.

-Hacer un curso online. Esta es una excelente ocasión para la formación. Además de que nos distrae de una coyuntura monotemática y absorbente, todos tenemos pendiente mejorar habilidades específicas, como el uso de las herramientas de un programa x, repasar las reglas de ortografía, reforzar los conocimientos sobre cultura general, etc. También puedes participar en webinars o seminarios web de temas de tu interés, que están muy de moda por estos días.

-Implementar técnicas dinámicas de aprendizaje. Las familias pueden incorporar a su cotidianidad dinámicas que estimulen el aprendizaje en áreas específicas. Por ejemplo, esta noche estudiamos las capitales del mundo. Mañana, el primer miembro que falle en identificar dos capitales, lava los trastes 😉

-Si lo tuyo es Netflix, o eres más de aprendizaje visual, es buena idea identificar documentales que te aporten algún valor en términos profesionales. Puedes hacer una lista e ir cotejándola. Limita el tiempo que le dedicas al contenido de entretenimiento estrictamente.

La lista sigue abierta. Déjennos nuevas ideas en la sección de comentarios. Clic para tuitear

-Identificar portales y canales de Youtube especializados en tus temas de interés profesional, o actualizarte con los contenidos de los que ya sigues.

-Hacer tertulias virtuales con colegas o gente con intereses profesionales en común.

-Practicar la prudencia a la hora de hacer compras. Este es un momento del que tendremos grandes lecciones, como sociedad y como individuos. Mucho tiempo libre puede generar ansiedad. Es importante proponernos que gastar dinero no se convierta en el mecanismo de escape.

-Darle mantenimiento a dispositivos electrónicos. Por ejemplo, actualizar los antivirus, eliminar aplicaciones que no usas, desocupar espacio, organizar los archivos, hacer copias de seguridad del contenido importante…

-Actualizar tu CV. Toma en cuenta los cambios que ha dado tu perfil profesional en los últimos años y considera la trayectoria que quieres marcar en lo adelante. Documéntate sobre cómo hacer una hoja profesional acorde a los tiempos. Nunca se sabe cuándo se va a necesitar.

-Revisa tu perfil crediticio. (Adivinen quién aportó esta idea a la «lluvia» 😉) ¿Qué dice el buró de crédito sobre ti? Aunque este no parece el mejor momento para tomar decisiones financieras de envergadura, como un préstamo hipotecario, es importante que estés listo/a para cuando llegue la ocasión.

-Monitorear tu presupuesto y, si no lo tienes, armarlo.  Ajustarlo a la nueva coyuntura.

-Empieza a trabajar en ese proyecto que has estado prolongando por falta de tiempo, pero que decididamente quieres llevar a cabo, dígase escribir un artículo para tu cuenta de LinkedIn, organizar el archivo de fotografías y seleccionar las piezas para una exposición, hacer el presupuesto de la educación superior de tu hijo o el de tu viaje por el mundo durante un año…

Descargar Duolingo… otra vez 😂. Avanzar con los idiomas, esto sí que le cuesta a mucha gente. Decimos Duolingo como pudimos haber dicho el nombre de cualquier otra aplicación o método de estudio. ¿En qué idioma pensaste cuando elaboraste las metas de año nuevo?

-Organizar. Tu librero, tu guardarropas, tu cajón de papeles viejos, el cuarto de los regueros, etc. Dicen que el orden ayuda a pensar mejor.

-También dicen que “mal comío no piensa”. Para muchos, lo peor de la cuarentena es tener que comer su propia comida 😖😷. Ahora se conjugan dos buenas razones para aprender a cocinar: la necesidad y el tiempo libre. Si tu talón de Aquiles en materia doméstica es otro (planchar, lavar, fregar…) es buen momento para trabajarlo.

-Hacer ejercicios. Idea de la gente fitness de la oficina. A quemar calorías, aunque no sea en las condiciones ideales. A un lado los muebles. Algo de imaginación y la música adecuada pueden resultar de mucha ayuda para distraernos y contarrestar un estado tan sedentario.

-No descuidar a los seres queridos. Aunque sea de manera virtual, es importante estar presente en las vidas de parientes y amigos. En este momento es clave recibir y dar apoyo para contrarrestar los sentimientos de soledad, ansiedad o desesperación que puedan surgir como resultado de una coyuntura tan angustiante.


Volver Arriba