IMPORTANTE: Conoce las medidas tomadas por las entidades bancarias por COVID-19

Los desafíos de comunicación que plantea el teletrabajo y cómo enfrentarlos

Los desafíos de comunicación que plantea el teletrabajo y cómo enfrentarlos

iStock | ake1150sb

Ante la pandemia de Covid-19, muchas empresas han adoptado la modalidad de teletrabajo para poder seguir operando sin comprometer la salud de sus colaboradores. Sin embargo, aunque este sistema representa una vía idónea en estas circunstancias, no significa que se encuentre libre de barreras que pueden desalentar a los colaboradores y afectar su desempeño y productividad.

Varios analistas del tema coinciden en que la comunicación es el más importante de los retos que las empresas tienen que encarar. Esto se debe a que -paradójicamente- la multiplicidad de opciones que nos brinda la era digital puede representar un obstáculo al momento de hacer llegar un mensaje. Además, la forma en que emitimos y digerimos el contenido en canales digitales aún tiene carencias que limitan la eficiencia de la comunicación, dejando espacio para la tergiversación y malinterpretación de la información.

Varios analistas del tema coinciden en que la comunicación es el más importante de los retos que las empresas tienen que encarar. Clic para tuitear

De acuerdo con Harvard Business Review, ante la ausencia de algo tan fundamental como es el lenguaje corporal y el contacto visual, el equipo debe de adoptar una metodología operacional distinta.

En ese sentido, la revista se refiere a tres tipos de distanciamientos para tomar en cuenta al momento de idear estrategias para mejorar el trabajo remoto: el físico, correspondiente al tiempo y espacio; el operacional, referente al tamaño del equipo y las destrezas de cada integrante; y el distanciamiento en términos de afinidad, alusivo a los valores y vínculos de confianza que se han establecido entre los empleados.

Partiendo de este marco, la publicación manifiesta que la forma más eficiente de impulsar el rendimiento es reduciendo el distanciamiento de afinidad. Para lograr esto, sugiere realizar videoconferencias de manera regular, de modo que considera este canal idóneo para compenetrar y desarrollar empatía entre los colaboradores. Además, en cuanto a la utilización de canales de comunicación escritos, el documento consultado recomienda que se recurra a un vocabulario preciso y eficiente, capaz de transmitir el mensaje de manera concisa.

También, hace un llamado de atención para que los integrantes no abusen del abanico de opciones a su disposición: recomienda escoger entre la mensajería instantánea, el correo electrónico o las llamadas, dado que su uso simultáneo puede resultar molestoso e ineficaz.

Otra buena práctica que sugiere es establecer reglas de comunicación. Es decir, las normas que delimitarán el estilo y tono de las informaciones; al igual que los canales y el horario permitido para enviarlas. Implementar este protocolo de manera consistente, agiliza el flujo y formaliza la comunicación entre los colaboradores.

El documento resalta que esta modalidad puede significar una oportunidad para aquellos miembros del equipo que tienden a cohibirse al momento de dar su opinión. Enfatiza que las personas introvertidas están menos inhibidas en las interacciones en línea, factor que les permite integrarse a las discusiones y procesos de toma de decisiones más a menudo.

Por último, le hacen una invitación a los gerentes y directores a crear un espacio designado para la integración y convivencia del personal. El documento agrega que, en la medida en que fortalezcan este vínculo, aumentará el nivel de compromiso asumido por los integrantes del equipo. De no hacerlo, puede verse afectada su moral y sentido de pertenencia, resultando posteriormente en pérdidas económicas.

En conclusión, la modalidad de teletrabajo amerita que sus participantes adopten medidas y nuevas tecnologías para hacerle frente a su particular modus operandi. Además, deben reconocer que un buen flujo de comunicación y la disposición de la totalidad del equipo son factores indispensables para el funcionamiento adecuado de esta modalidad de trabajo.


Volver Arriba