En esta entrega de Conversando a Fondo, Santiago Sicard nos comparte su reflexión sobre cuatro principios del mercado de valores que podemos aplicar personalmente en la coyuntura de pandemia actual, contribuyendo a superar más pronto la crisis y a mitigar sus efectos en varios aspectos de nuestras vidas.

El primer principio se refiera a la fuerza de las acciones colectivas, que es bajo el cual se concibe un fondo de inversión. Sicard destaca que, también ante la pandemia, la mejor forma de actuar es uniendo esfuerzos y propósitos, pues nadie de manera aislada puede frenar el avance de la enfermedad.

En un segundo punto, el analista se refiere a la incertidumbre. Este es uno de los términos más familiares en el mundo de los mercados financiero y es también uno de los sentimientos más generalizados que ha dado como resultado el Covid-19, principalmente porque no sabemos con exactitud cómo enfrentarlo ni cuándo acabará. Señala que, ante la incertidumbre, los mejores gestores de inversiones se toman tiempo para reflexionar, pero no se paralizan: piensan para poder actuar, porque en las crisis también hay oportunidades. Este ejemplo puede aplicarse nuestras realidades particulares, pues nuestros objetivos y planes no se desmoronan, aunque posiblemente haya que reformularlos o reetructurar los plazos.

En tercer lugar Sicard hace referencia a la nostalgia por volver a la «normalidad«, pero agrega que la normalidad es relativa, y el hecho de que muchas cosas hayan cambiado no significa que dejamos de tener objetivos. Los gestores de fondos siempre tienen presente su principal propósito, y hacen todo lo posible para mantener el mejor nivel de rentabilidad de sus inversionistas en cualquier escenario. Además, la normalidad no es estática, siempre está ocurriendo algo, tanto en los mercados como en la coyuntura de la pandemia.

Finalmente, rescata la idea de la actitud como motor de resultados. Cita que en los mercados financieros se reconoce su importancia, al punto de que hay expertos que señalan que la actitud del inversionista explica más del 50% de su resultado. «Por eso una de las recomendaciones más comunes para quienes negocian valores en la bolsa es actuar con serenidad, optimismo y seguridad», dice el analista, convencido de que estas son cualidades que también tienen gran potencial para contribuir a reducir el efecto que la pandemia puede tener en nosotros como individuos y como sociedad.

¡Te invitamos a escuchar el audio en que Santiago Sicard abunda sobre este contenido!