5 cosas que debes evitar en momentos de alta incertidumbre económica

5 cosas que debes evitar en momentos de alta incertidumbre económica

iStock | Jtasphoto

La pandemia de Covid-19 ha ocasionado incertidumbre política, económica y social a nivel mundial. En medio de la tormenta se refuerza un principio irrefutable: la importancia de velar por nuestra salud financiera. Por esta razón, motivamos a nuestros seguidores a tomar decisiones cautelosas, que reduzcan los riesgos, y a procurar un uso inteligente de los recursos. Con ese ánimo, socializamos estas recomendaciones hechas por Jim Chappelow en una publicación en el portal especializado Investopedia, y que suscribimos. El autor cita cinco cosas que es mejor evitar, o al menos pensar con cuidado extremo, durante esta crisis.

Por esta razón, motivamos a nuestros seguidores a tomar decisiones cautelosas, que reduzcan los riesgos, y a procurar un uso inteligente de los recursos. Clic para tuitear

Asumir nuevas deudas

Tomar un préstamo no supone un problema cuando, luego de haber evaluado tus ingresos y gastos, determinas que tienes la capacidad para afrontar los pagos. Sin embargo, en la coyuntura actual los riesgos aumentan, incluido el de perder tu empleo o ingresos, escenario que puede afectar tu capital disponible para pagar, haciendo más complicado el cuadro en caso de que la reactivación no se produzca como esperas. La decisión de endeudarse debe ser abordada con precaución y, de ser posible, posterga las compras que ameritan incurrir en grandes gastos.

Tomar un préstamo hipotecario con tasa de interés variable

En circunstancias “normales”, adquirir un préstamo hipotecario bajo esta modalidad implica asumir riesgos, pero al menos en panoramas más despejados. Sin embargo, en el escenario actual no tenemos idea de lo que traerá el barco a mediano plazo. Las tasas podrían experimentar mayor volatilidad. Si suben, la factura de los intereses mensuales va a aumentar, posiblemente afectando tu capacidad de pago y provocando un impacto adverso en tu perfil crediticio. Si tomas una decisión de esta naturaleza en el contexto actual, lo recomendable es que fijes la tasa de interés del préstamo por el mayor tiempo posible.

Volverte garante o codeudor

Debido a que la probabilidad de perder tu empleo o ingresos en estas circunstancias es más elevada, es arriesgado volverse codeudor o garante de un préstamo. Si la persona que solicitó el financiamiento incumple con sus responsabilidades de pago, tendrías que hacerle frente en su lugar. Lo ideal es evitar firmar un contrato de este tipo. Si aún te ves en la obligación de asumir el compromiso para apoyar a un familiar o un amigo cercano, será mejor que cuentes con un colchón que amortigüe el efecto de cualquier revés que pueda presentarse en tus finanzas y en las del deudor principal.

Dar tu empleo por sentado

Cientos de miles empleos están desapareciendo. En general el trabajador está en un particular estado de vulnerabilidad. De hecho, hasta grandes corporaciones se han visto en la necesidad de recortar gastos, sea prescindiendo de algunos servicios o reduciendo el personal. Aunque hay sectores más impactados que otros, y empresas más resilientes que otras, hay que tener claro que la tormenta nos afecta a todos y que no sabemos por cuánto tiempo se extenderá ni qué tan profunda puede llegar a ser.

Hacer inversiones riesgosas

Tomar un préstamo para agrandar el espacio físico de tu negocio o aumentar tu inventario puede suponer una idea atractiva, particularmente si la tasa de interés es baja. Sin embargo, en momentos de incertidumbre, la probabilidad de que tu negocio se ralentice es mayor, limitando tus ingresos para pagar los intereses y el capital a tiempo. Sabemos lo importante que es para los propietarios el crecimiento de su empresa, pero sugerimos esperar hasta que la economía comience a mostrar señales de recuperación sostenible, o bien, a que los indicadores económicos permitan perspectivas estables para hacer este tipo de inversiones.

En conclusión, es preciso otorgarles la debida atención a los gastos y tener cuidado con los riesgos innecesarios en tiempos de incertidumbre. En esa línea, diseñar un presupuesto realista puede ayudar a transparentar y maximizar tus recursos. También, en aras de incrementar tu capital, puedes explorar la posibilidad de conseguir fuentes adicionales de ingresos.


Volver Arriba