Explicando la inflación, más o menos – Desde Cero

Explicando la inflación, más o menos – Desde Cero

Como la mayoría en mi generación, yo me crié sin haber visto un chele. No es que no vi dinero, sino que, literalmente, nunca vi un chele. Ya las monedas menores que el peso habían perdido su valor para cuando fui niño en los ya casi lejanos principios del Siglo. Tampoco llegué a conocer la peseta, ni siquiera el medio peso.

¿Cuántas veces nosotros, los jóvenes, no hemos escuchado a nuestros padres y abuelos decirnos, nostálgicos, que algo costaba apenas tanto o tanto antes? O ¿cuántas veces no los hemos visto sorprenderse ante el precio de una menta, preguntándose con dejo de incredulidad que cómo puede ser que cueste cinco pesos?

Pero eso no es algo que solo le pasa a los mas viejos. Algún día, cuando mi hermano pequeño crezca, él jurará que un billete de 10 pesos es algún chiste hecho en “fotochó”.

Este proceso, en el cual el dinero va perdiendo su valor o devaluándose, con el paso del tiempo, se conoce como inflación. La idea resulta fácil de comprender: “hoy un peso vale tanto, un año después vale un poco menos”. Pero, ¿por qué ocurre? ¿Cómo impacta mi vida? ¿Cómo se controla? ¿Acaso se puede controlar? Hay muchas preguntas sin responder para la mayoría de las personas – incluyéndome– al intentar entender completamente la inflación.

Inflación

Usemos un ejemplo. Digamos que el día de tu cumpleaños quieres comprarte un helado y te cuesta 100 pesos. Lo compras y está maravilloso. Un año después, persiguiendo el antojo por la memoria, vuelves a la misma heladería, con tus cien pesos, listo para probar el delicioso helado.

– “Te faltan cinco, jefe”, te dicen, y miras detrás del heladero para ver que sí, que ahí está: “1 BOLA – RD$105”.

Igual, son cinco pesos; lo pagas. Pero, ¿y eso?

Lo que acabo de describir es una inflación de un 5%. En el transcurso del año, el peso se devaluó ese 5%, lo cual causa que algo que costaba 100 pesos cueste 5% más. Como el 5% de 100 es 5, el helado ahora cuesta 105. También se puede ejemplificar con el interés que se genera al depositar el dinero en una cuenta de ahorros. Si dejaras tus 100 pesos en un banco con una tasa de interés anual de 3% y ese año hay inflación de un 4%, finalmente ganarás tres pesos, pero ante una devaluación de 4%, terminas con menos dinero que cuando empezaste. No literal o nominalmente, pero sí considerando el valor real del dinero. En este caso, tus 103 pesos finales tendrán un valor real equivalente al que tenían 99 pesos cuando decidiste hacer la inversión.

Pero ¿qué es lo que causa todo esto? La inflación puede ocurrir por varias razones. Por ejemplo, cuando el Estado toma dinero prestado y lo gasta o invierte en el mercado local, o simplemente emite más papeletas y monedas. Estos procesos cambian el valor de un peso, dado que introducen más dinero al mercado sin respaldo.

También ocurre cuando hay más demanda que oferta en el mercado, es decir, que hay más personas queriendo comprar productos que productos para que ellos compren. Los productores aprovechan ese contexto para incrementar sus precios y sus ganancias.

Para cerrar, es sumamente importante comprender y darle seguimiento a la inflación, dado que impacta directamente el desarrollo financiero de las personas, especialmente si se vive en países con monedas débiles o menos estables, como es el peso dominicano.


Artículos relacionados

La suerte y las finanzas personales

En este segmento Paso a Paso, Peso a Peso con Accendo, Juan Camilo nos habla sobre el papel de la

¿Cuáles indicadores debes manejar de tu empresa?

En la sección Finanzas para Pymes el vicepresidente de Banca Corporativa y Empresa de Banesco, Gianni Landolfi, nos explica cuáles

¿Cuáles son los diferentes tipos de inversión?

En el mercado de valores se pueden hacer diferentes tipos de inversión. Su clasificación varía según el criterio que se

Volver Arriba