Voluntariado Banreservas beneficia más de 132 mil familias que colaboran en saneamiento del Ozama y Yaque del Norte

Voluntariado Banreservas beneficia más de 132 mil familias que colaboran en saneamiento del Ozama y Yaque del Norte

El Voluntariado del Banco de Reservas, a través de su Programa Vida, ha beneficiado en los últimos tres años a 132,603 familias que participaron en la recolección de 917 mil libras de plástico en los márgenes de los ríos Ozama y Yaque del Norte.

La presidenta del Voluntariado, Jacqueline Ortiz de Lizardo, dijo que este programa procura fomentar una cultura de respeto al medio ambiente, estimular el emprendedurismo y una ética de trabajo comunitario, además de contribuir con el desarrollo sostenible mediante el reciclaje en nuestro país.              

“Cada vez son más los voluntarios que se unen a esta hermosa causa y durante los años 2017 y 2019 han participado más de 1,200 voluntarios de distintas áreas del Banco de Reservas y empresas del Grupo Reservas”, informó Ortiz de Lizardo.

En los últimos tres años se han recolectado 917 mil libras de plástico de los márgenes de los ríos Ozama y Yaque del Norte. Clic para tuitear

Como un aporte a quienes contribuyen a sanear las corrientes, el Voluntariado Banreservas repartió 88,402 raciones de alimentos. Los intercambios se realizaron en 108 operativos, que se caracterizaron por el orden y el respeto a la dignidad de las personas.

 Este esfuerzo institucional, que el Voluntariado realiza desde diciembre de 2013, cumple con el propósito de concienciar sobre el medio ambiente y aportar al desarrollo de quienes viven cerca de las márgenes. 

Intercambio solidario

Un ambiente alegre, profundamente humano y solidario, se vive cada viernes cuando cientos de personas intercambian bolsas de plásticos por alimentos en El Dique, en Santo Domingo, o en Ciudad Santa María, Santiago.   

Vida para el Ozama se concentra principalmente en el sector El Dique, donde, desde 2017, se han realizado 53 operativos con participación comunitaria. Esta iniciativa ha impactado a La Ciénaga, Ensanche Ozama, Los Platanitos, Domingo Savio, Los Guandules, Villa Duarte, Maquiteria y otros barrios en ambos lados de la rivera. 

Mientras, Vida para el Yaque se desarrolla en el sector Ciudad Santa María, en Santiago. Esta iniciativa ha contribuido de forma significativa con las personas de Villa Liberación, La Otra Banda, Los Vásquez, La Herradura, Barrio Balaguer, Baracoa, La Joya y Pueblo Nuevo.

Estas comunidades han empezado a cuidar más el río y lo han librado de estos desechos plásticos que tardan más de 400 años para descomponerse. Los materiales son llevados por el Voluntariado de Banreservas a una empresa recicladora que los convierte en materia prima y son exportados al exterior. 

Durante este 2019, el Voluntariado Banreservas continúa trabajando en su meta de seguir contribuyendo con programas de solidaridad y compromiso social, para favorecer a miles de dominicanos.


Volver Arriba