No pocos se entusiasman con la idea de invertir en el mercado de valores, imaginando que tendrán un desempeño ideal y que, en cuatro o cinco años, podrán sentarse a disfrutar de la renta que genera su inversión. ¿Es ser ingenuos? ¿Es ser demasiado optimistas? Luis Veras reflexiona sobre el tema en su segmento Mercados Globales, de Argentarium Radio.