Después de hacer los gastos de traspaso, de saldar completamente el préstamo (intereses y capital), de remodelar la casa para adecuarla a su gusto… hay más gastos. Estos son, con frecuencia, ignorados, pero pueden ser altos. ¿Cuáles son? Luis Veras los enumera en esta entrega de Mercados Globales.