La banca a septiembre 2015

La banca a septiembre 2015

“El comportamiento del sistema financiero estuvo influenciado por los bancos múltiples, que registran un coeficiente de solvencia de 15.1%”

Héctor Valdez Albizu, gobernador del Banco Central (Discurso Aniversario 68, 23 de octubre de 2015)


Cerró el tercer trimestre de 2015, por lo que podemos comenzar a proyectar el desempeño de la banca para todo el año. Los resultados lucen muy buenos y, sobre todo, se destaca su extraordinaria solvencia.

El crédito privado, nuestro parámetro de dinamismo bancario por excelencia, creció a un ritmo interanual de 17.7% a septiembre 2015, por encima del promedio logrado entre 2010 y 2014, de 13.8%.

Para los nueve meses de lo que va de 2015, el aumento en el crédito privado ha sido de RD$58.9 mil millones, explicado fundamentalmente por los logros del Popular (cuyo aumento en cartera justifica 31% del total), Banreservas (29%) y, en menor medida, el BHD León (12%).

En cuanto al coloso estatal, es importante destacar el “boom” o el salto que logró entre el cierre de agosto y septiembre de 2015: RD$14.9 mil millones. Es decir, ¡el 86% de todo su crecimiento de 2015 lo logró en un solo mes!

De no ser por una operación extraordinaria de RD$16.3 mil millones, según detalló Fitch, el Banreservas sólo habría crecido, en lo privado, RD$0.9 mil millones, y su posicionamiento en nuestra liga de dinamismo privado hubiera caído de #2 a #9.

Cuatro de 17 bancos múltiples disminuyeron sus préstamos a las empresas y los hogares: Lafise, BLH, BDI y Citibank.

Dinámica crediticia en 2015

Los sectores beneficiados

¿Quiénes han sido los principales receptores del crédito en este año? Dependerá de cómo se interpretan las cifras.

Según estadísticas oficiales, el crédito al sector público aumentó, entre diciembre y septiembre, RD$18.7 mil millones. Ahora bien, esa cifra confunde, pues no incluye los RD$16.3 mil millones en “la deuda pública que no es pública” al sector eléctrico que para nosotros (y para Fitch Ratings) sí es gubernamental.

Sumando ambas partidas, tendríamos que el Estado, en efecto y, según nuestra opinión, ha sido en 2015 el principal receptor del crédito bancario, por un monto total de RD$35 mil millones.

Ese renovado apetito crediticio estatal choca frente el desplome del financiamiento a sectores productivos en 2015.

Por ejemplo, la industria manufacturera, la construcción y la agricultura (¡sí, el mismo sector que según Presidencia ya había logrado su meta de acceso al crédito hasta el 2016!) han perdido RD$2.6 mil millones, RD$3.4 mil millones y R$3.4 mil millones, respectivamente, de los recursos bancarios con los que contaban al cierre de 2015.

Después del Estado, el segundo principal receptor del crédito bancario ha sido, sin duda, el hogar dominicano. Como vemos, todos los préstamos a personas han aumentado RD$29.9 mil millones.

Sin duda, ese aumento en el consumo ha sido también uno de los principales factores empujando todo el PIB dominicano, e incluye RD$12.8 mil millones en préstamos de consumo, RD$12.6 mil millones en hipotecarios y hasta RD$4.4 mil millones en tarjetas de crédito.

A muchos preocupará tanto énfasis en el consumo. Me incluyo. Los préstamos a las micro y pequeñas empresas a duras penas han aumentado RD$1.9 mil millones en 2015. Compárese con los RD$4.4 mil millones en nuevos financiamientos otorgados con tarjeta de crédito.

Cuáles sectores captaron el crédito bancario

Muchos clientes pagadores

Independientemente de quién recibe los préstamos, la calidad de las carteras bancarias está en su mejor momento histórico. Y no exageramos.

La morosidad bancaria a septiembre de 2015 promedia 1.6% para toda la banca múltiple, un nivel, como veremos en la cuarta gráfica, muy bajo. Esa calidad es la misma que la registrada en igual período de 2014. Sin embargo, 10 de los 17 bancos múltiples contabilizaron ligeros deterioros, aunque en proporciones mínimas.

Tocará darle seguimiento a este indicador, sobre todo frente a un eventual escenario de endurecimiento de la política monetaria que podría conllevar aumentos en las tasas de interés (y en la mora).

Una calidad crediticia de primera

Un buen momento

Vale la pena una retrospectiva, ahora que estamos culminando la primera parte de esta década. Si en 2010 ya contábamos con una banca en muy buenas condiciones, la de ahora es mejor.

Si piensa que exagero, le invito a ver la cuarta y última gráfica. En primer lugar, verá que ahora reflejamos un dinamismo de crédito privado entre los más altos de la década (18% interanual).

Vimos también que la morosidad bancaria (1.7% del total de la cartera) es la mitad de la que marcaba en 2010, y mantiene una tendencia estable y a la baja.

Finalmente, de tirarse a pérdida los activos defectuosos como préstamos morosos y bienes adjudicados de la banca, netos de reservas, no se impactaría el patrimonio bancario. En el 2012 hubiese mordido el 10.1% del capital.

Ojalá lleguemos igual al 2020. Amén.

Momento histórico en el crédito bancario

 

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con más de 20 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.



Artículos relacionados

¿Qué hacer?

Platón fue quien dijo: “La Ciudad es lo que es porque los ciudadanos son lo que son”. Por ello motivaba

Rentabilidad bancaria 2015

Como le va a la banca, ¿le va al país? A juzgar por los más recientes resultados financieros a septiembre

El Premio Argentarium 2017

Es sano reconocer lo bueno. Incluso premiarlo, para estimular los mayores avances e innovaciones en ámbitos todavía nóveles, como la

Volver Arriba