Buen trabajo, don Enrique (y equipo)

Buen trabajo, don Enrique (y equipo)

“Vamos a continuar implementando políticas públicas que permitan a nuestros pequeños y medianos emprendedores un mejor acceso al crédito y ser cada vez más competitivos, productivos e integrados en las cadenas globales de valor”.

Danilo Medina S., presidente de la República (Discurso del 16 de agosto de 2016)


Sorprendió en el mercado financiero la sustitución de Enrique Ramírez como administrador general del Banreservas, por Simón Lizardo, quien hasta ayer se desempeñó como ministro de Hacienda y, por lo tanto, como “chairman” del consejo de directores del coloso público.

Independientemente de ciertos aspectos que pudieron haberse manejado mejor, como la decisión de replantear la imagen corporativa del banco, lo cierto es que el Banco de Reservas de hoy no es el mismo que recibió Ramírez en el 2013.

Los números hablan por sí solos, y por eso en las gráficas de abajo resumimos algunos de los principales logros de la gestión de “ERP” y todo su equipo.

En el 2013, varias importantes líneas de negocios ni siquiera existían en el coloso público, desde los productos propios de un puesto de bolsa y el mercado de valores hasta la más elemental oferta bancaria de créditos al consumidor.

Así como la gestión de Bengoa se distinguió por ser una extensión de su función como ministro de Hacienda, así hay que reconocer que ERP llevó mucho de sus prácticas en lo privado al coloso público.

Despertando un gigante

No es fácil, en la banca o donde sea, crecer “market share”. Los incumbentes difícilmente ceden de su participación y, mal que bien, el mercado se “acomoda” a una repartición que, como todos podemos ver, cambia muy poco de año a año.

Captura de pantalla 2016-08-18 a las 6.11.41 a.m.

 

No fue el caso en Banreservas a partir de 2013. En la primera gráfica lo resumimos: Duplicó su participación en los préstamos comerciales, en el ultra competitido de tarjetas de crédito y logró notables mejoras también en el segmento hipotecario y en el de vehículos nuevos.

Para lograr estos números, hay que decir, que Ramírez debió comenzar despertando un gigante, como nadie duda que es Banreservas y su masiva clientela, increíblemente fiel dada sus tradicionales limitaciones tecnológicas y de servicio.

El crecimiento también se reflejó en una infraestructura mucho más ampliada (¡100 nuevas oficinas!), inversiones en una plataforma tecnológica que pronto se podrá apreciar y alianzas estratégicas para avanzar en pagos digitales, en remesas y con los subagentes bancarios.

Ahora bien, no cabe la menor duda de que el mayor logro de ERP fue la conformación e integración de dos grandes equipos, los 7,100 empleados de “antes” del Banreservas y los 2,300 “nuevos” que han posibilitado el desempeño actual, la mejoría en las calificaciones del banco y, sobre todo, el creciente “market share”.

Captura de pantalla 2016-08-18 a las 6.12.00 a.m.

En un momento, Ramírez se aceleró en celebrar los logros iniciales de su gestión. Eso pensé, cuando escribí “Bájele algo, don Enrique”. Por eso, ahora que cierra este ciclo, me alegra poder titular: “Buen trabajo, don Enrique (y equipo)”. La nobleza obliga. Éxitos, pues, para ERP, el equipo Banreservas y para don Simón.

También te puede interesar:

Bájele algo, don Enrique

 

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con más de 20 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.



Volver Arriba