¿Es mala la deuda pública?

¿El nivel de endeudamiento de RD es excesivamente alto y riesgoso, o no?

¿Es posible, en los próximos años, diseñar un presupuesto sin endeudamiento?

Les hicimos estas tres preguntas a dos economistas con experiencia en la gestión de crédito público: Héctor Guiliani Cury, que trabajó para el Banco Central y Hacienda, entre otras instituciones; y José Alfredo Guerrero, que también acumula una amplia experiencia en finanzas públicas, en la banca y es, actualmente, asesor del Ministerio de Hacienda.

¿Es malo endeudarse?

Ambos coinciden en que la deuda, en sí, no es mala, aunque hacen referencia a la importancia de para qué se toma prestado y de la composición del portafolios de deuda de un país.

“Idealmente el endeudamiento debe ser para bienes que genera riqueza a futuro”, apunta Guerrero.

Escuche la entrevista completa en el audio asociado a esta entrada.

En este sentido, Guiliany Cury aporta que República Dominicana tiene un problema con la calidad del gasto, y cita como ejemplo el hecho de que el gasto corriente, desde 2012 a 2018, haya aumentado en más de un 100%: “Se ha disparado de una manera increíble”, a su entender, y sin representar una mejoría en los servicios públicos.

En lo relativo a la calidad del portafolios, Guerrero resalta aspectos que considera favorables: la deuda a corto plazo es un porcentaje menor del total, la tasa de interés a la que se están colocando los títulos se ha venido reduciendo y se logró una primera emisión de bonos en pesos en los mercados internacionales que impacta positivamente el perfil de riesgo del endeudamiento nacional.

¿Qué piensan del nivel de deuda actual?

Héctor Giuliani entiende que la preocupación por niveles de deuda que muchos expertos consideran muy elevados crea “un estado de incertidumbre”.

“Mira, aquí se ha tratado de crear un estado de incertidumbre con eso, en realidad con una prima de riesgo de 2% en un país con 60% de deuda, se requeriría un ajuste de 1.2% del PIB en el superávit primario, que no es algo grande y es algo que se ha hecho en otras ocasiones. …Estamos hablando de que el nivel de endeudamiento del país es de 49.5%, por ahí, el ajuste que requeriría en términos de gastos y de ingresos presupuestarios quizás sea de medio punto del PIB para estabilizar la deuda”, plantea.

Considera que los déficits en torno al 2% del PIB registrados en los últimos años, “no son para rasgarse las vestiduras”.

Sin embargo, al referirse a la prima de riesgo, cita dos aspectos que considera relevantes: que se produzca una fuerte devaluación del peso o el alza en las tasas de interés internacionales.

Explica que esto podría representar un fuerte problema para RD por la alta concentración de la deuda en moneda extranjera, con un agravante que no se debe ignorar: “El Gobierno tiene un interés en endeudarse en dólares para mantener el tipo de cambio”.

José Alfredo Guerrero, de su lado, cita que Hacienda emplea modelos de sostenibilidad de deuda, y cuestiona que los legisladores no hayan solicitado explicaciones basadas en estas informaciones a las autoridades.

¿Podría hacerse un presupuesto sin pautar emisiones de deuda en la próxima administración gubernamental?

Dejar de generar deuda, explica Guiliani Cury, supone reducir el gasto y, en consecuencia, reducir el crecimiento, o dejar que la economía crezca depreciando la moneda nacional.

En cualquier caso el costo sería una crisis importante.

Guerrero piensa que es imposible excluir la emisión de deuda en los próximos presupuestos nacionales, a menos que RD decida modificar unilateralmente las condiciones de la deuda actual, que supondría cerrarse las puertas de los mercados de capitales.