IMPORTANTE: Conoce las medidas tomadas por las entidades bancarias por COVID-19

Feller Rate clasifica en “A+” la segunda emisión de bonos ordinarios de APAP

Feller Rate clasifica en “A+” la segunda emisión de bonos ordinarios de APAP

Feller Rate clasificó en “A+” la segunda emisión de bonos ordinarios de Asociación Popular de Ahorros y Préstamos de la República Dominicana (APAP). Al mismo tiempo, ratificó la clasificación de su solvencia, los bonos y los depósitos a plazo a más un año, y confirmó las perspectivas de la clasificación en “Estables”.

La emisión de bonos ordinarios es por $1.500 millones, en pesos dominicanos, con un plazo máximo de cinco años y un mes. El uso de los fondos provenientes de la colocación está destinado a la captación de fondos a largo plazo, a ofrecer alternativas de inversión a sus clientes y a aumentar los activos productivos.

La calificación asignada a la solvencia e instrumentos de APAP se sustenta en los importantes avances en la gestión de cartera, con su consecuente disminución del gasto en provisiones, lo que, sumado a sus mejoras en eficiencia, le ha permitido mantener retornos superiores a sus comparables. La calificación incorpora el favorable posicionamiento en su segmento objetivo y su amplia y estable base de ahorrantes, así como su buena base patrimonial, reflejada en un elevado indicador de solvencia.

En contrapartida, la calificación considera los riesgos asociados a un negocio concentrado en créditos a personas de ingresos medios y bajos, así como los riesgos inherentes a operar en República Dominicana. Incorpora, además, el que por su naturaleza de asociación tiene limitaciones en su giro de negocios y una estructura de gobierno sin dueños capitalistas que aporten recursos ante imprevistos. Sin embargo, esto se ve mitigado por sus altos niveles de capitalización.

La entidad está posicionada en el segmento de personas de ingresos medios y bajos, y cuenta con un elevado número de asociados. Es líder en el segmento de asociaciones, con una participación de mercado medida en términos de colocaciones de 41,4% a noviembre de 2014. Al incorporar los bancos múltiples, ésta alcanza un 4,4%, ubicándose en el quinto lugar en el ranking.

APAP ha buscado crecer expandiéndose geográficamente y fomentando el mix de productos, pero manteniendo su segmento objetivo. Para ello ha desarrollado una oferta diversificada incluyendo, además del financiamiento para la vivienda, préstamos comerciales, de consumo y tarjetas de crédito. Sin embargo, su cartera hipotecaria sigue representando más del 50% de su cartera.

Si bien históricamente su margen financiero total sobre activos se ha ubicado constantemente por encima del sistema de asociaciones, esta brecha ha ido disminuyendo. A diciembre de 2014, este indicador alcanzó un 8,9%, afectado por la fuerte competencia bancaria y por la caída de las tasas permitidas para las tarjetas de crédito.

Luego de un período de incremento en el riesgo de su cartera, desde 2013, las medidas implementadas por la administración permitieron que su cartera vencida disminuyera desde un 3,1% a un 1,7% de las colocaciones entre 2011 y 2014. Gracias a ello, su gasto en provisiones se ha mantenido controlado durante los últimos dos años.

Por su parte, los avances en eficiencia se han reflejado en una mejora de su indicador de gastos de apoyo sobre margen financiero neto, de 70,8% a 67,6% entre 2012 y 2014, pese a la caída del margen.

Si bien en 2014 su rentabilidad se vio presionada por la caída de spread, su retorno se ha mantenido consistentemente por sobre la industria de asociaciones, alcanzando al cierre de 2014 una rentabilidad antes de impuestos de 2,8% (versus 2,2% de la industria).

A pesar de que APAP no tiene accionistas que puedan efectuar aportes de capital ante situaciones inesperadas, cuenta con una amplia base patrimonial, debido a la acumulación de sus excedentes. A noviembre de 2014, el índice de solvencia –que incluye el riesgo de mercado– fue 32,7%, mayor al 30,2% del promedio del sistema de asociaciones.

Actualmente, la institución está en proceso de inscribir en la Superintendencia de Valores su segunda emisión de bonos ordinarios por $1.500 millones a un plazo de hasta 5 años y 1 mes.

PERSPECTIVAS: ESTABLES
Las perspectivas se calificaron en “Estables”. Los avances en cuanto a control del riesgo y eficiencia han sido favorables para la entidad. Su desafío consiste en mantener su posicionamiento en un contexto de fuerte competencia en el sector financiero y consolidar las mejoras en eficiencia y en control del riesgo, para avanzar hacia una mayor estabilidad de sus indicadores.



Volver Arriba