De sucursales, cajeros y subagentes

De sucursales, cajeros y subagentes

Desde el año 2000, la infraestructura bancaria tradicional para servir a los usuarios de servicios financieros ha crecido de forma importante, al mismo tiempo que los más innovadores canales digitales se van estableciendo. Al inicio del siglo, toda la banca dominicana a penas contaba con 643 oficinas bancarias y 911 cajeros electrónicos, con un total de activos al servicio del cliente bancario de 1,554. En la actualidad, el sistema cuenta con el doble de sucursales (1,188) y el triple de cajeros automáticos (3,029) o un total de 4,217 activos, para un aumento de 171% desde el año 2000.

A estos canales tocaría agregarles los más de 4,400 subagentes bancarios que desde 2015 existen en nuestro país. Solamente esta novedosa red de servicio ha logrado igualar en tres años el total de cajeros y oficinas bancarios que en más de ocho décadas construyeron los banqueros para atender a sus clientes.

El banco con la mejor infraestructura

Como una forma de medir el liderazgo de cada entidad bancaria en la red de canales tradicionales, hemos creado el Índice de Infraestructura Bancaria Argentarium (IIBA), que toma en consideración cuatro variables medibles y de dominio público.

El IIBA analiza la cantidad de sucursales bancarias, cajeros electrónicos, subagentes bancarios y la presencia a nivel nacional de todas las entidades de intermediación financiera autorizadas a operar a finales de 2018.

Para medir el liderazgo de las entidades bancarias en la red de canales tradicionales hemos creado el Índice de Infraestructura Bancaria Argentarium, que toma en consideración cuatro variables. Clic para tuitear

Para construir nuestro modelo, hemos dado una ponderación diferenciada a las distintas variables: 50% toma en cuenta la cantidad de sucursales, 30% el monto de cajeros, 5% la red de subagentes y 15% para la cantidad de provincias donde cada entidad cuenta con la presencia de una sucursal bancaria “full”.

Una vez levantadas las estadísticas y ponderadas en nuestro modelo, no sorprende que el IIBA lo encabezan los tres colosos y APAP.

Banreservas, el coloso público, resultó puntero en tres de las cuatro variables, siendo segundo solamente al Popular en el alcance de su red de subagentes bancarios.

Como innovador se debe ponderar la creación de UNARED, la red de cajeros electrónicos que aglutina hasta el momento los equipos del Reservas, BHD León y la APAP.

La Asociación Popular ha sabido aprovechar al máximo la unión de UNARED, pues aunque solo cuenta con 62 cajeros propios, sus clientes tiene acceso a un total de 1,471 dispensadores de efectivo, superior a la red de 934 cajeros que el Popular construyó solo.

Para profundizar, es interesante reconocer a los líderes en cada renglón analizado.

Se destacan también los microfinancieros Adopem y Ademi, que gozan de una red de servicios envidiable a escala nacional, pues tienen sucursales abiertas en más provincias que los mismísimos colosos privados.

Ahora bien, lo cierto es que estos activos tradicionales más temprano que tarde pasarán a ser piezas casi históricas, por el alcance y la penetración de los canales digitales, por lo que tocará presentar nuestro Índice de Banca Digital Argentarium. ¡Espérelo pronto!

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con más de 20 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.


Etiquetas:
Banca y Cliente

Audiencias
Clientes bancarios

Volver Arriba