IMPORTANTE: Conoce las medidas tomadas por las entidades bancarias por COVID-19

Feller Rate eleva a “BBB+” la solvencia de Banco Múltiple Vimenca y asigna tendencia “Estable” a su calificación

Feller Rate eleva a “BBB+” la solvencia de Banco Múltiple Vimenca y asigna tendencia “Estable” a su calificación

Feller Rate elevó a “BBB+” la calificación de solvencia y depósitos a plazo a más un año de Banco Múltiple Vimenca de la República Dominicana y a “Categoría 2” la de sus depósitos a plazo hasta un año. Al mismo tiempo, asignó perspectivas “Estables” a sus calificaciones.

El alza en la calificación de Banco Múltiple Vimenca reconoce el continuo soporte de sus accionistas, reafirmado con el reciente aumento de capital y el incremento del elevado índice de solvencia del banco. La calificación toma en cuenta su conservador manejo del riesgo, con una estructura fortalecida y posiciones limitadas en segmentos más riesgosos. Además, incorpora la experiencia y posicionamiento del grupo de empresas Vimenca, que le otorga acceso a una amplia red de sucursales y una marca reconocida en el país.

En contrapartida, la clasificación considera su baja participación de mercado y bajos niveles de rentabilidad en relación al promedio del sistema de bancos múltiples. Incorpora también los riesgos inherentes a operar en República Dominicana.

La entidad es un banco múltiple pequeño con una participación de 0,3% en las colocaciones totales del sistema. Su estrategia se centra en mantener el ritmo de crecimiento en créditos comerciales a empresas pequeñas y medianas, con especial énfasis en priorizar la atomización de la cartera. Al mismo tiempo, se enfoca en mantener sus posiciones en los productos de tarjeta de crédito, créditos de consumo y créditos hipotecarios.

Los spreads del banco disminuyeron en 2014, luego de elevarse el año anterior. Aun así, se sitúan por sobre el promedio del sistema de bancos múltiples. El banco ha comenzado a diversificar su cartera hacia el financiamiento de vehículos, microcréditos e hipotecarios, favoreciendo la evolución de sus márgenes.

Los indicadores de calidad de cartera de la entidad registraron una mejora durante 2014. El portafolio con problemas (cartera vencida más cartera en cobranza judicial) respecto a colocaciones mostraba una caída, pasando de un 3,3% en diciembre de 2013 a un 2,2% al cierre de 2014.

Lo anterior permitió una mejora en la cobertura de provisiones sobre la cartera vencida, así como una disminución del gasto en provisiones, desde un 10,1% a un 6,7% del margen financiero total, entre 2013 y 2014.

La gestión del riesgo del banco se favorece de un enfoque tradicionalmente conservador y continua búsqueda de fortalecimiento. Las recientes mejoras en cuanto a calidad de cartera han sido obtenidas mediante el fortalecimiento de distintos ámbitos de gestión, incluyendo las actividades de cobros y recuperación de garantías.

Sus elevados gastos de apoyo históricamente han repercutido en un bajo nivel de rentabilidad. Al 31 diciembre de 2014 se observaba una caída en los retornos exhibiendo un resultado antes de impuesto medido sobre activos en 0,8%, menor al 1,4% del año anterior.

La entidad se ha caracterizado por tener una sólida base patrimonial, que se ha mantenido en el tiempo. A esto contribuye la capitalización anual del 100% de las utilidades del ejercicio. A diciembre de 2014, el banco mantiene un índice de solvencia de 32,7%, que permite mitigar riesgos de su cartera y le otorga flexibilidad en términos de liquidez.


Perspectivas: Estables 

Las perspectivas “Estables” reflejan la consistencia que ha tenido el banco en su gestión y perfil financiero. Las mejoras conseguidas en el pasado en cuanto a estructura, gestión y control de riesgo, junto con su sólida base patrimonial, debieran permitir al banco avanzar paulatinamente en su estrategia, enfrentando adecuadamente los riesgos de su negocio.



Volver Arriba