El 50% de las pymes de AL carece de una estrategia de transformación digital, afirma ejecutiva de Dell

El 50% de las pymes de AL carece de una estrategia de transformación digital, afirma ejecutiva de Dell

Las pymes siempre tienen grandes retos y, en nuestros tiempos, estos parecen surgir con más rapidez y mayor urgencia.  En esta ocasión nos referimos a la transformación tecnológica, un factor de un peso abrumador en la productividad y la capacidad de supervivencia de las empresas.

Sobre el tema, tuvimos un intercambio con Etzel Bartuano, gerente de Dell Technologies para sector Mid Market en Costa Rica, Rep. Dominicana, Puerto Rico, El Salvador y Guatemala.

La ejecutiva considera que en la región la gran mayoría de las pymes conoce la dimensión del reto que tiene en materia de transformación digital, sin embargo, persiste la brecha con las empresas del mundo desarrollado.

“Mientras que en economías desarrollas ya un 80% o más de las Pymes se ha ido digitalizando, en nuestra región menos de un 50% o solo un 50% aproximadamente está pensando en digitalizarse”, resalta Bartuano.

Invitamos a leer la interesante entrevista que nos concedió la experta:

¿Cuál es el diagnóstico que tienen las pymes en América Latina y RD en materia de transformación tecnológica? 

La gran mayoría de las pymes de nuestra región tienen claro que estamos viviendo un proceso de transformación donde todo se está redefiniendo, saben que la sociedad actual es científica y los datos son la materia prima de todo tipo de organizaciones, no solo las grandes empresas sino todas. Todas saben y nos dicen que necesitan datos para entender a su cliente. Datos para identificar aspectos de mejora en sus operaciones. Datos para automatizar procesos. Datos, datos, datos. Y para poder incorporar datos a sus decisiones tienen que tener claro cuál va a ser su estrategia de negocio, fijar sus objetivos y asignar métricas de seguimiento. Todo esto antes de adquirir nuevas tecnologías.

¿Qué tan grande es la brecha que hay en esta materia entre las pymes de la región y las de economías desarrolladas?

La brecha es grande, mientras que en economías desarrollas ya un 80% o más de las pymes se ha ido digitalizando, en nuestra región menos de un 50% o solo un 50% aproximadamente está pensando en digitalizarse, el otro 50% aún no tiene una estrategia clara en la adquisición de nuevas tecnologías. Esto puede ser en parte porque en la región no se cuenta con un brazo tanto financiero como administrativo sólido, lo que sí es así en el caso de las economías desarrolladas.

En materia de transformación digital, ¿se ha estudiado la dimensión de los retos de las pymes según sectores económicos? ¿Hay algunos en los que, como región, estemos más avanzados o rezagados que en otros?

Sí se ha estudiado. En este caso no todas las pymes tienen el mismo grado de exposición a la disrupción tecnológica, y por lo tanto las urgencias no son las mismas. Por ejemplo, en el sector financiero estamos mucho más avanzados ya que este tipo de sector tiene presiones competitivas intensas, tanto dentro de su sector como por parte de nuevas organizaciones que están utilizando de forma intensiva la tecnología. En las empresas industriales esas presiones son mucho menores. Está claro que todas las organizaciones deben evolucionar, pero unas tienen más necesidad que otras.

Está claro que todas las organizaciones deben evolucionar, pero unas tienen más necesidad que otras, afirma la ejecutiva de Dell Technologies. Clic para tuitear

Aun así, uno de los retos más importantes para estos nuevos empresarios es crear una cultura innovadora. Su importancia en la región lograra un claro crecimiento en sus economías, ya que las pymes de subsistencia hasta los últimos años son las que han tenido más visibilidad; pero su ciclo de vida es muy corto y muchas de ellas no logran llegar a su máximo potencial, porque existe el problema que otras pymes del mismo rubro logran quitarlas del mercado al no contar con un brazo financiero y administrativo sólido.

¿Cómo la transformación digital podría interactuar con los problemas económicos de siempre, como la pobreza y la exclusión social?

La tecnología genera sin dudas oportunidades para mejorar la sociedad, ya que facilita, democratiza y expande el acceso a productos y servicios que mejoran la calidad de vida de las personas. En tanto la transformación digital tiene ahora un nuevo alcance. Será más fácil aliviar la pobreza, garantizar la transparencia de los gobiernos y contribuir al bienestar de las personas en nuestra región.

Las tecnologías y tendencias protagonistas de la revolución digital están cambiando la manera de entender los negocios, y al mismo tiempo, están ayudando a mejorar la vida de las personas en situación de vulnerabilidad. Algunas de las que destacan son el internet de las cosas (IoT), la inteligencia artificial, la robótica, las distintas plataformas digitales, machine learning, big data, blockchain o la conectividad móvil. También, se puede plantear una guía de acción para las empresas en modo de recomendación para que les ayude a saber cómo empezar, y qué acciones llevar a cabo para contribuir a lograr un impacto social a través del uso de las tecnologías.

¿Cómo los gobiernos pueden participar en los procesos de adopción de cambios tecnológicos de los sectores productivos? ¿Qué rol deben jugar?

Sin duda los gobiernos juegan un rol muy importante, ya que son los principales responsables de desarrollar proyectos de tecnología con propósito, buscando un impacto social para todos. Estas soluciones tecnológicas con propósito deben ser adecuadas, accesibles, asequibles y estar adaptadas a la población a la cual van dirigidas. Este es un punto sumamente importante ya que iniciativas de este tipo en otras regiones no han producido los resultados esperados porque no se estableció un programa informativo en paralelo que garantice el uso adecuado entre las personas usuarias. En este sentido los gobiernos también deben considerar en cualquier iniciativa de innovación social que las soluciones tecnológicas implican para los potenciales usuarios el poder acercarse al conocimiento y a las habilidades digitales, además de intentar establecer colaboraciones con las entidades sociales locales para que las iniciativas planteadas respondan a las necesidades de la población, estén adaptadas a su entorno y ofrezcan un resultado óptimo.

Los gobiernos además pueden contribuir desarrollando programas de competitividad, emprendimiento, empresarialidad, productividad, así como el apoyo a empresas a través del acceso a préstamos, capacitaciones y asistencia técnica, entre otros. En este sentido proponer la implementación de emprendimientos dinámicos, es decir, implementar acciones empresariales con alto potencial de crecimiento, donde el uso de conocimiento, la gestión tecnológica, el talento humano, el potencial de acceso a recursos de financiamiento y una estructura de gobierno corporativo que les permita a estas empresas generar una ventaja corporativa y diferenciación de sus productos y servicios.


Volver Arriba