Truena director DGII: Ataca exenciones y, a los chinos, les dice que «terminó el carnaval»

Truena director DGII: Ataca exenciones y, a los chinos, les dice que «terminó el carnaval»

Magín Díaz, director general de Impuestos Internos (DGII), emitió fuertes críticas contra segmentos empresariales y medidas fiscales  vigentes en el país que, a su entender, desvirtúan la fiscalidad.

Al comparecer por primera vez como orador invitado al almuerzo mensual de la Cámara Americana de Comercio, se dirigió de manera directa a sectores como el de las zonas francas, los comerciantes chinos y otros que según la DGII se resisten a instalar las soluciones fiscales para evadir el pago de impuestos.

El funcionario advirtió a los comerciantes chinos y a otros sectores que el carnaval de evasiones al Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados (ITBIS), violentando las normas del sistema tributario nacional, ha terminado.

“Los chinos de la Duarte y zonas aledañas, que operan negocios cien por ciento en efectivo para no pagar ni ITBIS ni Impuesto sobre la Renta. A todos ellos le decimos que su carnaval pasó, o pagan o cierran, así de sencillo», sentenció Díaz.

En similares términos se dirigió a quienes llamó “abanderados del chantaje”, para referirse a agrupaciones comerciales o comercios individuales que se niegan a la instalación de las impresoras fiscales y «hasta amenazan la paz pública anunciando protestas para impedir que la DGII instale estos equipos».

“Asistimos, señoras y señores, a una manifestación de rebeldía tributaria antológica que probablemente no sea vea en otro país”, afirmó el titular de la entidad recaudadora.

Dice zonas francas abusan de exoneración del ITBIS

Igualmente, Díaz calificó de “abuso” lo que se estaría cometiendo con el carnet de exención de ITBIS otorgado a las zonas francas para la compra de insumos en el mercado local.

“Hemos detectado que se está utilizando en la adquisición de bienes y servicios para beneficio personal; en compras tan diversas como equipos para el hogar, electrodomésticos, consumo en restaurantes, gastos de viajes y otros. Sólo en el último año se compraron más de RD$ 1,500 millones por estos conceptos”, reveló el Director General de la DGII para sentenciar que “así, definitivamente, no se puede”.

Además definió como “privilegios irritantes que estimulan el incumplimiento tributario del resto de la población”, el hecho de que bajo la sombrilla de las leyes de exenciones e Impuestos Únicos, durante el período 2010-2016, ingresaron al país 32 Ferraris, 18 Mercedes Benz deportivos, 5 Rolls Royce, 5 Porsche, 4 Lamborghini, 4 Bentley, 1 Mercedes Benz Maybach, 1 Aston Martin y 2 yipetas Lexus blindadas.

Critica abundancia de exenciones

El director general de la DGII identificó como otro factor distorsionante del sistema tributario la cantidad de exenciones vigentes –la más amplia de América Latina- compuestas por un abanico de 94 incentivos a la inversión.

Sostuvo que, debido a ese fenómeno, el país exhibe el sistema tributario de menor equidad horizontal de la región y, en consecuencia, una buena parte de las empresas que ganan dinero no pagan Impuesto Sobre la Renta (ISR), gracias a las exenciones que han recibido.

Magin Díaz lamentó que un país con tanta pobreza y necesidades básicas insatisfechas, República Dominicana esté ofreciendo exenciones del ISR a empresas de capital extranjero que al final terminan pagando dicho impuesto en su país de origen, tributando bajo el régimen de renta global.

“De esa manera, el país termina cediendo base tributaria a países ricos, como Estados Unidos o España”, apuntó Díaz, quien citó el caso de las zonas francas, cuyos accionistas no pagan el impuesto a los dividendos a pesar de estar gravados por ley y de que la mayoría de los inversionistas extranjeros deben pagar en sus respectivos países.

El funcionario también se refirió a la práctica de evadir el ITBIS por parte de empresas que por la amplitud de las exenciones existentes, elevan artificialmente la participación en las ventas de los bienes exentos en el total, lo que deja en manos de éstas un ITBIS cobrado que pertenece al Estado dominicano.

Habló también de un mal uso de las facturas con Número de Comprobante Fiscal (NCF) que permite utilizar como crédito de ITBIS a los propietarios de las empresas, las compras de bienes y servicios de consumo personal.

“A tal punto llega su uso indiscriminado que personas que piden pizza a domicilio solicitan que le envíen la factura con NCF con valor fiscal, en lugar de consumidor final, para deducir tanto el gasto en renta como el ITBIS adelantado dentro de la contabilidad de su empresa”, dijo Díaz.

Llamado a luchar contra la evasión

El funcionario hizo un llamado a la lucha contra la evasión fiscal como una obligación moral y de justicia social que constituye un reto para todos los dominicanos.

“Así como la corrupción es un crimen, pues desvía recursos públicos que pudieron haber sido invertidos en mejorar las condiciones de vida de la población, la evasión fiscal también lo es. Y muchos dominicanos han hecho de la evasión impositiva uno de sus deportes favoritos”, proclamó el Director General de la DGII.

Al señalar que el régimen tributario del país está completamente desvirtuado, Díaz puso como ejemplo –citando un estudio reciente del Fondo Monetario Internacional (FMI)- que la productividad del ITBIS es una de las más bajas del mundo y sólo el 14% de los trabajadores formales paga el Impuesto sobre la Renta.

Resaltó que los bajos salarios prevalecientes en el país limitan la capacidad recaudatoria del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y subrayó que el Impuesto a la Propiedad sólo recauda 0.06% del PIB, mientras los Impuestos Selectivos a los Combustibles las exenciones representan el 60% de la recaudación.

 Sobre el futuro de la DGII

Al hablar del futuro de la DGII, el director de esta entidad dijo que su gestión se encamina hacia el control efectivo de las exenciones en todos los sectores, a través de la fiscalización y gestión de las empresas en regímenes de incentivos, a impulsar decididamente la implementación de las soluciones fiscales; y posteriormente la factura electrónica; a regular la autorización y el uso de NCF con valor fiscal, para que estos solamente puedan sustentar gastos en renta y créditos en ITBIS, atendiendo a la naturaleza del negocio.

También a implementar medidas para mitigar el abuso que están cometiendo algunas empresas con las deducciones de gastos menores para reducir su base imponible.

Luego de describir los escenarios en los que se evidencia la inequidad, la ineficiencia y la insuficiencia del régimen tributario del país, dijo que trabajan por una DGII que tenga como objetivo central la reducción de la evasión, fortaleciendo las áreas básicas de Recaudación, Fiscalización y Cobranza.

Subrayó que una de las metas a la que dedicarán todo el esfuerzo es al aumento de la percepción de riesgo en que incurren los que opten por la evasión y la elusión de impuestos. “Haré lo que tenga que hacer, siempre en el marco de la ley, para poner a la DGII en el sitial que le corresponde, y sin aceptar presiones de nadie ni de ningún sector”, concluyó el Director General de Impuestos Internos.


Volver Arriba