IMPORTANTE: Conoce las medidas tomadas por las entidades bancarias por COVID-19

Además de Odebrecht, otras constructoras investigadas por sobornos manejan contratos millonarios en RD

Además de Odebrecht, otras constructoras investigadas por sobornos manejan contratos millonarios en RD

Hasta el momento, el tímido proceso de investigación que ha llevado a cabo la Procuraduría General de República Dominicana se ha enfocado en “indagar” las operaciones de soborno de Odebrecht en el plano local.

Sin embargo, este consorcio no es el único envuelto en el caso de corrupción público privada que investiga la operación conocida como Lava Jato, que ha estremecido a prácticamente toda América Latina.

Entre otras constructoras brasileñas que también bailan la danza amarga de este proceso judicial está Andrade Gutiérrez. Ex ejecutivos de esta firma relataron recientemente que también tenían una “tesorería interna” operando como departamento de pago de sobornos, según informó la publicación Folha de S.Paulo.

Esta empresa se benefició con contratos para desarrollar importantes obras en República Dominicana, principalmente en el sector hidroeléctrico.

Igualmente, son investigadas Queiroz Galvão, OAS y Camargo Corrêa, acusadas de implementar prácticas de soborno para ganar concesiones.

¿Cuáles obras tienen en RD?

Andrade Gutiérrez

Esta empresa conformó con Odebretch el consorcio que hizo el Acueducto Múltiple de la Línea Noroeste, recibió la concesión para la construcción de la Presa de Monte Grande (con la Constructora Servinca como contraparte local), rehabilitó la presa de Sabana Yegua y ha estado desarrollando el Proyecto Hidroeléctrico Las Placetas, con contratos para su primera y segunda etapa.

Varias de estas concesiones han sido cuestionadas por presunta sobrevaluación del costo de las obras. El caso más documentado es el contrato mediante el cual se adjudica la construcción de la presa Monte Grande (todavía inconclusa) y la rehabilitación de la de Sabana Yegua.

En 2009, un comité de la Contraloría General, nombrado por el ex presidente Leonel Fernández, investigó el expediente y halló diferencias entre el monto presupuestado y el contratado por más de US$44 millones en Monte Grande (17% del valor) y por US$25.6 millones en Sabana Yegua (26.1%).

En algunas piezas la sobrevaluación llegaba a representar hasta 1200% del precio.

En algunas piezas la sobrevaluación llegaba a representar hasta 1200% del precio. Pese a eso, Monte Grande y Sabana Yegua continuaron asignadas a Andrade Gutiérrez.

Aunque el informe no fue publicado íntegramente, el dato fue divulgado en una investigación periodística del programa El Informe con Alicia Ortega, que en 2011 presentó un resumen de los hallazgos.

Aún así, las obras continuaron adjudicadas a Andrade Gutiérrez y, en 2014, el Congreso aprobó una adenda en la que se le adicionaban US$47,416,091 al costo de Monte Grande. Con esto se elevaba a US$401.6 millones el monto del proyecto, que en el contrato original estaba pautado en unos US$354.6 millones.

Para esto, República Dominicana solicitó apoyo financiero del Banco Nacional de Desenvolvimiento Económico y Social (BNDES), de Brasil, que aprobó crédito por US$250 millones, con intereses de 2.3% anual y 12 años para pagar.

El acuerdo fue cuestionado en Brasil por contemplar una tasa de retorno “baratísima” para el banco estatal y beneficios muy elevados para Andrade Gutiérrez. Pero no fue suspendido, hasta que, como parte de las acciones de la investigación Lava Jato, se paró el desembolso de fondos por parte del BNDES.

Esto paralizó Monte Grande, que había avanzado muy lentamente.

La rehabilitación de Sabana Yegua, en cambio, había cursado a mejor ritmo: fue entregada en noviembre pasado, en un acto encabezado por el presidente Danilo Medina.

Otro contrato importante de Andrade Gutiérrez fue el de la concesión del Acueducto Múltiple de la Línea Noroeste, inaugurado en 2007. Esta habría terminado costando RD$8,300 millones, unos RD$500 millones por encima de lo previsto inicialmente, según información ofrecida por Víctor Díaz Rúa, entonces en el rol de director del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA).

Este proyecto, ejecutado conjuntamente con la Constructora Norberto Odebrecht, también fue financiado con recursos del BNDES. Según dijo Díaz Rúa en su momento, recogido en nota del Listín Diario, los RD$500 millones adicionales se explicaban porque se habrían extendido los servicios del acueducto a comunidades que, inicialmente, no estaban contempladas.

Andrade Gutiérrez también tiene un contrato de suministro de material para la ampliación de este acueducto, de acuerdo con la información disponible en su página web oficial.

Otro proyecto otorgado a esta empresa brasileña es el de la generadora hidroeléctrica de Las Placetas, en San José de las Matas. Los trabajos para su implementación se iniciaron hace casi 10 años, pero también están paralizados.

Queiroz Galvão

También esta constructora está en la mira de la justicia de Brasil y otros países de la región. En República Dominicana trabaja en el proyecto de riego Azua II. El contrato vigente fue aprobado por el Congreso en 2014, y contempla un financiamiento de US$71.8 millones, aportados, igualmente, por el BNDES.

Hasta el momento las autoridades locales no emprenden ninguna acción orientada a investigar los mecanismos fraudulentos de los cuales pudieron valerse estas constructoras para obtener sus contratos en República Dominicana.

Camargo Corrêa y OAS

Están, como las constructoras citadas anteriormente, en el ojo del huracán Lava Jato. Camargo Corrêa no desarrolla obras propiamente en República Dominicana, pero su presidente de Gobernanza Corporativa, Flávio Rimoli, fue señalado como quien autorizó el pago de sobornos a funcionarios públicos dominicanos cuando era ejecutivo de Embraer, la firma brasileña que le vendió los ocho aviones supertucanos al Estado entre 2008 y 2009.

OAS tampoco tiene contratos vigentes en el país, de acuerdo con la información servida en su sitio web, aunque sí indica que tiene representación.


Volver Arriba