¿Pueden los emprendimientos sociales ser rentables y sostenibles?

¿Pueden los emprendimientos sociales ser rentables y sostenibles?

Por su naturaleza, los emprendimientos sociales son revolucionarios: negocios cuyo fin no se limita a satisfacer una necesidad y generar beneficios, pues más allá del lucro, tienen un fin social. Este tipo de empresas quiere hacer un cambio en el mundo, provocar una mejoría, transformar hábitos que vienen arraigados en la cultura.

Un buen ejemplo de este tipo de iniciativas es el centro de belleza —y movimiento social, sobre todo— Miss Rizos, liderado por la popular bloguera Carolina Contreras.

Mucho antes de establecer su negocio especializado en manejar el cabello rizado, Contreras tenía un propósito más ambicioso: empoderar a las mujeres de su identidad natural, hacerles ver que son bellas aunque no tengan pelo lacio.

Fue en 2014, hace apenas tres años, cuando se instaló con un equipo de ¡dos personas! en la Zona Colonial. Hoy en día, ha crecido tanto que cuenta con 22 colaboradoras.

“El emprendedor social es alguien que sueña con un mundo mejor, y es lo suficientemente ingenuo para perseguir esos sueños”. Vinod Khosla. 

Su caso de éxito ha sido presentado para fines de estudio en los programas de maestría de la Barna Business School. Si bien los números de Miss Rizos están verdes y con buenas proyecciones para el futuro cercano, existe la interrogante de si el negocio podría permanecer en el tiempo.

“¿Podría escalar el proyecto sin modificar su esencia? ¿Podría considerar que el mismo ha sido exitoso a pesar de no tener beneficios muy grandes? ¿Cómo podía medir esos resultados? ¿Será el momento de lanzar una línea de productos naturales para pelo rizado?”… Eran algunas de las inquietudes de Contreras a finales del año pasado.

Por fortuna, Carolina no está sola en su andar de pequeña empresaria social. Además de que su negocio será analizado en Barna, con el apoyo del Centro INICIA de investigación en Sostenibilidad, la bloguera que pretende transformar el mundo “un rizo a la vez” ha contratado personal para que vele por las finanzas de su negocio.

Sigue caminando de la mano de la diseñadora gráfica y mercadóloga que la apoyó en los pininos de Miss Rizos, cuando todavía ni pasaba por su cabeza la idea de vender productos para el cabello natural —una iniciativa descontinuada dentro de su proyecto— ni mucho menos tener su empresa de servicios de belleza para el pelo rizado.

¿Cómo le va a los emprendimientos sociales del mundo?

¿Es de ilusos pensar que aliviando un problema social se puede ganar dinero? ¿Qué tan rentable podría ser la aventura de negociar mejorando el mundo? ¿Qué tanto podría permanecer en el tiempo?

Estadísticas mundiales sobre los emprendimientos sociales, recopiladas por el profesor Fernando Barrero, director de los Centros de Investigación de Barna, muestran muy buenas perspectivas.

“Están cogiendo fuerza”, asegura el maestro, al mostrar uno de los datos: cerca del 49% de estos negocios tienen 5 años o menos, un 50% mostró beneficios y 26% alcanzó “el punto de equilibrio” (en el que los ingresos pueden cubrir sus costos de producción y operación).

Estos datos son bastante positivos si los comparamos con la mortalidad promedio de las empresas. Al menos en República Dominicana, el 70% de las micro fallece en su primer año de vida.

Generan empleo. Un 41% de las empresas sociales ha creado puestos de trabajos en el ultimo año, 40% es dirigida por mujeres y un 59% emplea por lo menos a una persona con discapacidad.

Son innovadoras. En los últimos 12 meses el 59% ha introducido un nuevo producto o servicio a la sociedad. El 31% opera en el 20% de las sociedades con más dificultades socioeconómicas y aún así son sostenibles: 73% genera más del 75% de sus ingresos mediante el comercio.


Artículos relacionados

Precios de los combustibles aumentarán por tercera semana consecutiva

Los precios de los combustibles experimentarán alzas de hasta RD$3.10 a partir de la semana próxima, de acuerdo con la

Segmento tarjetas de créditos del Banco Caribe crece 40% en este año

Helen Villar asegura su tarjeta Visa Elite Infinite es la de mayor consumo promedio de Latinoamérica. La segunda vicepresidenta de negocios

Cartera de crédito de la Red Dominicana de Microfinanzas supera los RD$26 mil millones

A septiembre del 2015, las instituciones miembros de la Red Dominicana de Microfinanzas (Redomif), excluyendo a las cooperativas, tenían una

Volver Arriba