IMPORTANTE: Conoce las medidas tomadas por las entidades bancarias por COVID-19

¿Por qué el Banco Central bajó tasas y liberó recursos del encaje legal?

¿Por qué el Banco Central bajó tasas y liberó recursos del encaje legal?

El pasado mes de julio dos medidas de política monetaria expansiva fueron anunciadas por la Junta Monetaria y recibidas por muchos con cierta sorpresa. Se trata de las decisiones de reducir en 50 puntos básicos la tasa de política monetaria (bajó de 5.75% a 5.25%) y la de reducir el coeficiente de encaje legal en 2.2 puntos porcentuales, para liberar recursos por más de RD$20,400 millones para financiar sectores específicos.

Apenas en marzo pasado el organismo rector de la política monetaria había ejecutado acciones en el sentido contrario, aumentando la tasa de interés de política monetaria en 25 puntos básicos.

Entonces, ¿qué motivó al Banco Central a intervenir la economía con medidas que tendrían el efecto contrario a las tomadas hace pocos meses? Ayer, el organismo publicó un documento en su sección Página Abierta refiriéndose al “razonamiento macroeconómico” de su decisión.

Advierte que cambios en el ámbito internacional y una “desaceleración importante” en la economía doméstica durante el segundo trimestre del año (con un crecimiento interanual de 2.7% en abril-junio) lo explican.

“Cifras preliminares señalan que el crecimiento económico durante el primer semestre del 2017 se situó en 4.0%, influido principalmente por una ralentización durante segundo trimestre de 2017. En efecto, el crecimiento económico interanual se moderó de 5.3% en el período enero-marzo a 2.7% en el período abril-junio”, explica en el documento.

Añade que esta caída se debió en gran medida a “una reducción de -10.5% en el componente de la inversión en la demanda agregada durante el último trimestre”.

Se asocia también a que “el ajuste de la política fiscal fue mayor al previsto”. Cita que, a mayo, el gasto público internaual cayó -2.4%, influenciado principalmente por la reducción de -13.7% en el gasto de capital.

En este contexto también bajó la demanda de crédito privado: “Bajo este ambiente de incertidumbre, el crecimiento de los préstamos al sector privado se fue moderando más allá de lo previsto en Programa Monetario, al tiempo que la expansión de los agregados monetarios se redujo significativamente ante una menor demanda de dinero”, explica el Banco Central.

El organismo precisa que esto ocurrió “a pesar de que mantuvo niveles elevados de liquidez y se registraron menores tasas de interés en el mercado.

“En efecto, la tasa activa promedio ponderado de los bancos múltiples se redujo de 16.7% en enero de 2017 a 13.2% en junio de ese mismo año”, agrega.

Explica que debido a la reducción de la demanda de crédito, “la liquidez provista por el BCRD no fue canalizada oportunamente al sector privado, lo que provocó que las entidades financieras tuvieran saldos líquidos sin utilizar”.

Estos estuvieron como depósitos remunerados de corto plazo de las entidades financieras en el BCRD, y se incrementaron de unos RD$14,500 millones en el período 2015-2016 a RD$24,500 millones en promedio desde marzo de 2017.

“Estaban disponibles para las entidades financieras en caso de que los agentes económicos los demandasen en forma de nuevos préstamos”, dice el organismo rector de la polítca monetaria.

Cambios en el entorno internacional

En el entorno internacional, el Banco Central cita varios cambios. Primero, que desde marzo se moderó el incremento en el precio del petróleo, lo que se traduce en menores presiones inflacionarias para República Dominicana.

Además pondera “el proceso de normalización de la política monetaria de EUA se ha tornado más gradual de lo inicialmente previsto” debido a la “reducción en la inflación en los meses recientes”.

Además, las proyecciones de crecimiento de Estados Unidos “han sido revisadas a la baja ante la imposibilidad del nuevo gobierno de implementar en el corto plazo el proyecto de estímulo fiscal”.

“Esta nueva realidad de un entorno internacional complejo, se ha conjugado con nuevos elementos del entorno doméstico a través de un choque de demanda, que ha influido en una desaceleración importante en la actividad económica en los últimos meses”, expresa el organismo.


Volver Arriba