La ciberseguridad, un reto constante para el sector financiero

La ciberseguridad, un reto constante para el sector financiero

Aunque el sector financiero -en el ámbito local y en el internacional- invierte cada vez más en ciberseguridad, una cosa es segura: los ataques cibernéticos seguirán aumentando y forzando a las entidades y a las autoridades a dar respuestas que conllevan más inversión, nuevas tecnologías y nuevas regulaciones.

Así lo plantea Claudio Núñez, gerente para República Dominicana de la firma Fortinet, especializada en protección de información digital.

“Ya quedaron atrás los días en que algunos productos específicos eran la respuesta para los desafíos de seguridad”, explica el experto, para argumentar la idea de que la protección es una tarea cada vez más compleja.

Esto se debe a que “el crimen no descansa” en su tarea de identificar vías para vulnerar los sistemas de seguridad.

Las entidades financieras, por las características de los datos que almacenan, constituyen un plato particularmente apetecible para el cibercrimen. En 2016 el sector fue el blanco más frecuente de amenazas de este tipo en el mundo, y registra un crecimiento de 29% cada año en la cantidad de ataques.

Por las características de los datos que almacenan, las entidades financieras constituyen un plato particularmente apetecible para el cibercrimen. Clic para tuitear

Esto las obliga a destinar grandes montos a protección. En el caso del sector financiero dominicano, Núñez resalta que se están haciendo inversiones cuantiosas, pero no ofrece estimaciones del monto.

Cita datos de su empresa que dan una idea del dinamismo del mercado: un crecimiento anual promedio de 30% en los últimos años, cuando el promedio global ha sido de entre 6 y 7%.

Añade que incluso algunas cooperativas, que forman parte de un subsector menos regulado, están haciendo esfuerzos considerables para obtener certificaciones y mecanismos de protección de datos.

En RD y el Caribe estas medidas son más notorios que en Centroamérica (por la dimensión de las inversiones que hacen las entidades), pero aún distan mucho de los ejemplos que ofrecen las principales economías del Suramérica, plantea el ejecutivo de Fortinet.

Phishing y clonación de tarjetas, los ataques más comunes en RD

Al ser interrogado sobre las formas más comunes de fraudes electrónicos a los usuarios de servicios financieros de la banca dominicana Núñez indicó que se trata del phishing y la clonación de tarjetas. Aunque no ofrece números, reconoce que la frecuencia es “alta”.

En menor medida también se presentan ataques de denegación de servicios: detectan, en promedio, un caso por mes.

A grandes rasgos el especialista considera que la seguridad en la banca dominicana se ha reforzado y las entidades están en capacidad de responder a las principales formas de amenazas. Sin embargo refuerza la advertencia planteada inicialmente: la protección de datos no es una tarea del todo cotejada y demandará de mayor inversión e innovación constantemente, al menos por ahora.

Ante un escenario que plantea retos progresivos y constantes, Núñez sugiere respuestas con “un enfoque de seguridad integrado, escalable y fácil de manejar”.


Artículos relacionados

¿Deprimido/a por problemas económicos o de otro tipo? Estas instituciones ofrecen apoyo a bajo costo

La depresión es un trastorno mental que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, según cifras

Banco Ademi destaca aportes a las microfinanzas al conmemorar su 35 aniversario

Tras más de tres décadas al servicio del sector financiero nacional, Banco Ademi continúa aportando al desarrollo económico y social,

Flujos PDVSA y Bonos Soberanos 2015

En cumplimiento a lo solicitado públicamente, el Director General de Crédito Público nos hizo llegar los insumos y supuestos utilizados

Volver Arriba