Economías de la región mejoran clima de negocios; RD cae en ranking y score

Economías de la región mejoran clima de negocios; RD cae en ranking y score

El informe Doing Business 2019 Training for Reform (Capacitarse para la reforma) del Grupo Banco Mundial, fue publicado este miércoles, y trae noticias positivas para las economías de América Latina y el Caribe en general, que llevaron a cabo 25 reformas orientadas a mejorar la facilidad para hacer negocios de pequeñas y medianas empresas nacionales.

“Las reformas se llevaron a cabo en 18 de las 32 economías de la región, aunque ninguna de ellas se encuentra entre las 10 que más mejoraron este año”, apunta el documento.

En este contexto, a República Dominicana no le fue tan bien. El informe del Banco Mundial coloca al país en el puesto 102 con una puntuación de 60.57, lo que indica que cayó tres escalones desde el informe de 2018,  que le otorgaba el lugar 99, con una puntuación de 60.93.

México continua siendo la economía mejor clasificada de la región, mientras que  Brasil, con la cifra récord para el país de cuatro reformas en un solo año, lleva la delantera por el número de reformas implementadas. Por este motivo, pasó al puesto 109 en la clasificación mundial.

República Dominicana cayó tres puntos en el ranking, pasó del puesto 99 al 102, y 0.36 puntos en su puntaje. Clic para tuitear

Sobre lo acontecido en Brasil, la publicación del Banco Mundial establece que se facilitó la puesta en marcha de empresas introduciendo sistemas en línea para la inscripción de compañías, la obtención de licencias y las notificaciones de empleo.

“Gracias a la reforma, instrumentada tanto en Río de Janeiro como en São Paulo, las dos ciudades que abarca el informe Doing Business, el tiempo empleado para poner en marcha una empresa se redujo de 82 días a 20. El acceso al crédito y el comercio transfronterizo también se simplificaron en ambas ciudades. Asimismo, São Paulo mejoró la confiabilidad del servicio eléctrico al modernizar su red e introducir nuevos programas informáticos que permitieron mejorar la gestión de las interrupciones y la planificación de la distribución. Sin embargo, en Río de Janeiro se encareció la inscripción de propiedades, ya que aumentó el impuesto a la transmisión de la propiedad”, cita el Banco Mundial.

De su lado, Perú, Bahamas, El Salvador y Paraguay llevaron adelante dos reformas cada uno. Perú introdujo medidas para reforzar el control de calidad de las construcciones y también facilitó la puesta en marcha de nuevas empresas. En El Salvador se simplificaron la tramitación de permisos de construcción y el comercio transfronterizo, mientras que en Paraguay también se allanó el comercio transfronterizo y se facilitó el acceso al servicio eléctrico mejorando la confiabilidad del suministro.

El estudio establece que México, que ocupa el puesto 54 de las clasificaciones de Doing Business, es la economía mejor ubicada de la región de América Latina y el Caribe, seguida de Puerto Rico (EE. UU.) (puesto 64), Colombia (puesto 65) y Costa Rica (puesto 67).

En tanto que, las economías de la región que ocupan los puestos más bajos de la clasificación son Venezuela (188), Haití (182) y Suriname (165).

Avances en acceso al crédito

De las 25 reformas llevadas a cabo el año pasado en la región, 7 se relacionaron con el acceso al crédito. Además de Brasil y Bahamas, otras economías que mejoraron los sistemas de información crediticia fueron Antigua y Barbuda, Granada, Haití y Jamaica.

El informe indica que en el Caribe, Bahamas mejoró el acceso al crédito introduciendo normas que rigen la autorización, el funcionamiento y la regulación de las centrales de riesgo en el país. También simplificó el pago de impuestos gracias a un sistema electrónico de declaración y pago del impuesto al valor agregado.

Cabe destacar que varias economías de América Latina y el Caribe se encuentran entre las mejores del mundo en este indicador del Doing Business. Por ejemplo, Colombia (3), Puerto Rico (EE. UU.) (3), México (8), Costa Rica (12), Honduras (12) y Jamaica (12) ocupan los 20 primeros puestos en relación con el indicador que mide el acceso al crédito, dado que cuentan con amplios sistemas de información crediticia.

Otro ámbito en el que varias economías efectuaron reformas fue en la puesta en marcha de empresas. Además de Brasil y Perú, Argentina, Bolivia y Guatemala mejoraron los procesos de inscripción.

“Resulta alentador observar que la implementación de reformas en América Latina y el Caribe es constante, aunque muchas economías podrían beneficiarse si aceleraran el ritmo de la agenda de reformas”, declaró Santiago Croci Downes, gerente de programa de la unidad responsable de Doing Business.

Añadió que “el progreso continuo y sostenido es fundamental para mejorar el clima para los negocios en los países y promover la empresa privada”.

Las economías de la región muestran mejor desempeño también en las áreas de acceso a la electricidad. Para obtener una conexión eléctrica en la región se requiere, en promedio, 66 días, menos que los 77 días que hacen falta en las economías de ingreso alto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

No obstante, el costo de la conexión a la red eléctrica sigue siendo elevado, con un promedio del 946 % del ingreso per cápita, lo que contrasta con el 64 % registrado en las economías de la OCDE.

Retos

Las principales dificultades para la región se encuentran en los ámbitos del pago de impuestos, la inscripción de propiedades y la protección de los inversionistas minoritarios. Por ejemplo, para cumplir con sus obligaciones tributarias, una empresa mediana debe efectuar, en promedio, 27 pagos, mientras que en las economías de ingreso alto de la OCDE se requiere 11 procedimientos.

Desde que comenzó a publicarse Doing Business, en 2003, el mayor número de reformas vinculadas con la puesta en marcha de empresas se registró en América Latina y el Caribe, donde el tiempo promedio que requiere el inicio de actividades de una empresa se redujo de 78 días en 2003 a 32, y el costo, que ascendía al 75 % del ingreso per cápita en 2003, disminuyó notablemente al 49 %.

Pese a que persisten dificultades, el pago de impuestos también ha sido objeto de numerosas reformas en la región. Sin embargo, el tiempo que necesita una empresa para preparar y presentar las declaraciones y pagar los impuestos sigue siendo considerable, del orden de las 330 horas, en promedio, cifra que duplica con creces las 159 horas que se requieren para realizar estas tareas en las economías de ingreso alto de la OCDE.

Este año, para el informe Doing Business se reunieron datos sobre la capacitación impartida tanto a los funcionarios públicos como a los usuarios de registros de empresas y propiedades. En un estudio de casos del informe donde se analizan estos datos, se llega a la conclusión de que la capacitación anual obligatoria de los funcionarios pertinentes se traduce en una mayor eficiencia en esos registros.


Volver Arriba