Deuda formal de los hogares dominicanos asciende al 13.2% del PIB

Deuda formal de los hogares dominicanos asciende al 13.2% del PIB

El crédito a los hogares sigue ganando importancia en el ecosistema financiero nacional y, naturalmente, en la economía. En la actualidad los préstamos formales a este sector  representan un 13.2% del PIB, de acuerdo con el primer Informe de Estabilidad Financiera, publicado recientemente por el Banco Central de la República Dominicana.

Es importante resaltar que esta es solo la deuda formal, es decir, contraída con entidades financieras reguladas.

El documento revela que los hogares dominicanos deben casi tanto como las empresas o personas jurídicas (públicas y privadas, residentes y no residentes, excluyendo la administración central), cuyo nivel de endeudamiento representa el 14.2% del PIB.

En los hogares dominicanos, el 38.6% de los ingresos monetarios es destinado a cubrir el servicio de las deudas. 17.9% de las familias destina más de un 50% de su ingreso a cubrir estos compromisos. Clic para tuitear

Además, la cartera de crédito a los hogares ha estado creciendo más rápido: registró un aumento real interanual de 6.4% a junio de 2018, mayor que el 5.5% que registró el crédito al sector corporativo.

39% de los ingresos va al pago de deudas

Estas deudas tienen un peso elevado en el presupuesto de gastos de las familias. El mismo documento cita datos que indican que “los hogares dominicanos destinan en promedio el 38.6% de sus ingresos monetarios al servicio de la deuda y solo el 17.9% de los hogares destina más de un 50% de su ingreso al pago de la deuda”.

Dichos datos, obtenidos a través del Módulo de Compromisos Financieros de la Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo a junio 2018, posicionan al país como el segundo de una muestra de cinco en la región cuyos hogares están más endeudados o tienen mayor peso del servicio de la deuda sobre los ingresos. Solo Panamá supera a RD a nivel regional.

Gráfica del Informe sobre Estabilidad Financiera, BCRD

Ahorros

Sobre los depósitos a plazo de los hogares en instituciones financieras, el documento explica que “se asumen como una aproximación de su ahorro” y ascendieron a RD$374,681.7 millones a junio 2018. Esta cifra representa el 58.3% de todos los depósitos a plazo que registra el sistema financiero formal y un 9.5% del PIB.

Créditos para el consumo y la vivienda

“El endeudamiento de los hogares, generalmente está representado por los préstamos de consumo y de adquisición de viviendas, los cuales a junio 2018 ascienden a RD$457,352.3 millones”, precisa el Informe de Estabilidad Financiera.

Las deudas acumuladas por los hogares mediante préstamos de consumo y vivienda suponen, en conjunto, el 11.6% del PIB y están concentrados, en un 96%, en moneda nacional.

Los préstamos de consumo, que representaron el 60.7% del total de endeudamiento de los hogares, tuvieron un crecimiento real interanual de 5.6%. Esto aglutina a los préstamos mediante desembolsos únicos y al financiamiento otorgado mediante tarjetas de crédito.

El crédito a la vivienda creció 6% en términos reales y representó el 39% de los préstamos a los hogares y el 4.5% del PIB.

Aunque las carteras créditos de consumo y a la vivienda aumentaron, es importante resaltar que su crecimiento se ha desacelerado con relación a los registros interanuales de junio de 2015, 2016 y 2017. Aún así, el órgano gestor de la política monetaria espera un desempeño sobre el 5% a mediano plazo:

“La desaceleración exhibida en el crecimiento de los préstamos al consumo y a la vivienda de los hogares, durante los últimos tres años, responde básicamente a que la mayoría de estos préstamos son destinados al consumo; los cuales están estrechamente vinculados al desempeño de los salarios y la actividad económica nacional, la cual se espera que en el mediano plazo converja a su ritmo de crecimiento potencial, por lo que estos créditos bien podrían continuar creciendo por encima del 5% en términos reales en el mediano plazo”, sostiene el BCRD en el documento.

Con respecto a la morosidad de los hogares, el informe indica que experimentó una reducción a junio de 2018, al situarse en 2.7%. La cartera de consumo motivó el descenso, al fijar el indicador en 3.5% (tuvo una reducción de 0.2 puntos porcentuales con respecto a junio 2017), mientras la cartera hipotecaria se mantuvo en 1.4 %.


Volver Arriba