IMPORTANTE: Conoce las medidas tomadas por las entidades bancarias por COVID-19

Fitch cita a RD entre países con «escasa» respuesta a casos de corrupción

Fitch cita a RD entre países con «escasa» respuesta a casos de corrupción

La República Dominicana está entre los países en que la respuesta institucional a la corrupción ha sido “escasa”. Así lo afirma la calificadora de riesgo Fitch Ratings en un documento en que analiza el impacto del caso Odebrecht en las calificaciones de los soberanos involucrados.

En este plano cita también a México y Panamá. En contraste, resalta que Brasil, Perú y Guatemala “han tenido la respuesta institucional más sólida”.

Paradójicamente, Brasil y Guatemala han sido las dos economías en que la corrupción ha desencadenado acciones de calificación negativa, precisa Fitch.

Explica que en Brasil, el estancamiento político dificultó la implementación oportuna de las políticas correctivas en 2015-2018 (un período en el que se redujeron las calificaciones). En Guatemala la incertidumbre política y la caída de los ingresos “se relacionan en parte con las acusaciones de corrupción (clave para la perspectiva de calificación negativa asignada en abril)”.

En Brasil y Guatemala la corrupción ha desencadenado acciones de calificación negativa, precisó Fitch. Clic para tuitear

En Perú, en cambio, “la resistencia de la economía al ruido político y las fortalezas de los balances” impidieron un deterioro de la calificación soberana.

De acuerdo con datos citados por la agencia, República Dominicana es el tercer país con mayor monto involucrado en los sobornos reconocidos por la empresa Odebrecht: US$ 92 millones, solo superado por Brasil (US$ 349 millones) y Colombia (US$ 98 millones).

La calificación soberana y la corrupción

En su documento, Fitch explica que la corrupción tiene un elevado potencial de impacto en las calificaciones de los países.

“La corrupción debilita las instituciones políticas, disminuye el crecimiento económico y puede dañar el medio ambiente. En el frente político, puede socavar el estado de derecho, la confianza en el sistema político y la fortaleza de las instituciones. En el frente económico, puede afectar negativamente el crecimiento al disuadir a la inversión. La corrupción también puede socavar las finanzas del gobierno al reducir la base impositiva del gobierno e inflar falsamente los gastos, especialmente en proyectos de infraestructura. En esencia, la corrupción puede afectar las calificaciones soberanas a través de varios canales”, expresa.

Añade que la gobernabilidad representa cerca del 20% del peso total en el modelo de calificación soberana que implementa.

“Los tres países con los indicadores de gobernabilidad más altos, Chile, Costa Rica y Uruguay, no estuvieron implicados en el escándalo de Odebrecht. México y Brasil registraron los mayores descensos en los indicadores de gobernabilidad, ya que la corrupción tuvo un gran impacto en general”, destaca la firma calificadora.

Concluye que la inversión pública se ha visto afectada por los casos de corrupción en muchos países, entre los que destaca Perú, Colombia, Brasil y Guatemala. La inversión privada, el empleo y la confianza empresarial, también.


Volver Arriba