Titular y director jurídico del MICM presentan acusación por difamación contra directivos de Anadegas

Titular y director jurídico del MICM presentan acusación por difamación contra directivos de Anadegas

El ministro Nelson Toca Simó y el director jurídico del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes, César Avilés Coste, sometieron a la justicia a los dirigentes de la Asociación Nacional de Detallistas de Gasolina (Anadegas), Arnulfo Rivas y Juan Ignacio Espaillat, acusados de difamar el honor de ambos funcionarios.

La acción penal privada con constitución en acción civil fue presentada por ante el magistrado Teófilo Andújar, juez presidente de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional y en la misma piden que tanto Rivas como Espaillat sean condenados a un año de prisión y una indemnización de cinco millones de pesos en favor de la Fundación Amigos contra el Cáncer Infantil (FACCI), conforme los artículos 29 y 31 de la Ley 61-32 sobre Expresión y Difusión del Pensamiento.

Toca Simó y Avilés Coste, quienes tienen como abogados apoderados especiales a los doctores Laura Acosta Lora y Manuel Alejandro Rodríguez,  solicitan al tribunal que condene a Rivas y a Espaillat a publicar un desagravio público como espacio pagado en todos los periódicos de circulación nacional, donde se retracten expresa y claramente de las imputaciones en contra de los funcionarios.  Además, que anexen el texto de la sentencia condenatoria, de acuerdo con los detalles presentados en una nota de la Dirección de Comunicaciones del MICM.

Piden que Rivas y Espaillat sean condenados a un año de prisión y una indemnización de cinco millones de pesos a favor de la Fundación Amigos contra el Cáncer Infantil. Clic para tuitear

La acusación de Toca Simó y Avilés Coste en contra de Rivas y Espaillat se producen luego de que el presidente de Anadegas, en declaraciones que recoge la prensa nacional el 8 de mayo de 2019, afirmó que funcionarios del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes apadrinan el contrabando de carburantes y se reparten el botín.

Rivas también declaró públicamente que funcionarios del MICM han autorizado el funcionamiento de 1,262 tanques de patio que operan en todo el territorio nacional, que estarían recibiendo combustibles fuera del sistema y conocen los nombres de los implicados.

Espaillat acusó a Avilés Coste de ser quien provoca los aumentos en los combustibles y a Toca Simó supuestamente de que se queda callado.

Previo a la presentación de la querella, tanto Toca Simó y Avilés Coste, como el propio Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes, habían solicitado a Rivas y a Espaillat que aportaran las pruebas de sus denuncias acerca de que había funcionarios involucrados en la venta de combustibles ilegales, pero ellos no lo hicieron.

Posteriormente ambos funcionarios solicitaron a los dirigentes de Anadegas una retractación pública por la falsedad de sus acusaciones, pero estos tampoco respondieron, por lo que el caso se ventilará en los tribunales ordinarios.


Volver Arriba