Una amnistía y más loterías también sustentarían los ingresos proyectados en el presupuesto 2020

Una amnistía y más loterías también sustentarían los ingresos proyectados en el presupuesto 2020

En un contexto de reducción del crecimiento económico y tensiones en el ámbito internacional, República Dominicana se plantea un presupuesto que pudiera considerarse ambicioso en el aspecto recaudatorio: proyecta ingresos por RD$ 750,823.4 millones, sin incluir los préstamos o fuentes financieras, y por RD$747,829.1 millones si también se excluyen las donaciones. Esto representa un crecimiento de las recaudaciones de 11.6%, o bien, unos RD$77,603.4 millones más que los que se espera registrar este año. 

Para conseguir la meta sin una reforma tributaria que aumente las tasas o la base impositiva, el gobierno tendrá que hacer un gran esfuerzo por la única vía que le queda: aumentar la eficiencia recaudatoria. 

Uno de los vehículos con ese norte tiene una estación en el Congreso. Se trata de la aprobación del proyecto de ley de transparencia patrimonial, que consiste en una amnistía para estimular a los contribuyentes a declarar sus bienes no declarados o hacerlo por su valor actual. 

Uno de los vehículos para lograr más recaudaciones tiene una estación en el Congreso: el proyecto de ley de transparencia patrimonial. Clic para tuitear

La iniciativa legislativa “tiene por objetivo establecer un régimen tributario especial con carácter transitorio que permita a los contribuyentes declarar, revalorizar y efectuar el pago correspondiente de manera voluntaria y excepcional de la tasa de 3%”, precisa el documento.

El impuesto aplicaría para tenencia de monedas nacionales o extranjeras, instrumentos financieros, inmuebles sobre los que la DGII no haya requerido pagos, bienes muebles que hayan sido omitidos en declaraciones anteriores, inventarios para venta o producción y “cualquier tipo de patrimonio siempre que la revalorización implique una disminución de activos”. 

En los últimos años se ha discutido más de una propuesta sobre la materia. La iniciativa más reciente fue el proyecto de ley de declaración patrimonial y revalorización, introducido al Senado por el Poder Ejecutivo a principios de septiembre de 2018. Perimió en esa legislatura y fue reintroducido el pasado 03 de septiembre. Actualmente se discute en la Comisión de Hacienda, según consta en el portal institucional de la cámara alta.

Bienvenidas las bancas de lotería; pero mano dura con otros juegos de azar

Para el  año 2020 la proyección de ingresos también cuenta con los fondos proporcionados por las bancas de lotería. En este sentido, se mantendrá el levantamiento de la prohibición de otorgar nuevas licencias, contemplado en el artículo 8 de la Ley 139-11 para aumentar los ingresos tributarios y destinar mayores recursos a la educación, que modificó varios artículos del código tributario sobre los juegos de azar. 

Si se juzga por el  impacto social de las loterías la medida resulta contradictoria con otra abrazada por las autoridades en el mismo documento: la DGA cobrará el 100% de los impuestos a la importación de máquinas de juegos de azar y sus piezas y accesorios, y lo hará  “debido a la externalidad negativa causada a la sociedad, el trastorno mental y adicción sobre los ludópatas compulsivos”.

Racionalización del gasto tributario

En este aspecto el Informe hace referencia un análisis de costo beneficio de cuyos resultados dependerá que se continúe otorgando los incentivos tributarios contemplados por distintas leyes. El estudio está a cargo del Ministerio de Hacienda y tiene el objetivo de “determinar si las exenciones son redundantes o no”. 

La entidad usará una metodología implementada por Naciones Unidas para medir el impacto del gasto tributario en la economía.


Volver Arriba