IMPORTANTE: Conoce las medidas tomadas por las entidades bancarias por COVID-19

Sector financiero: lo que están haciendo los reguladores para mitigar el impacto COVID-19

Sector financiero: lo que están haciendo los reguladores para mitigar el impacto COVID-19

iStock | Ca-ssis

Las respuestas que los países están tomando para suavizar el impacto socioeconómico del coronavirus implican varios frentes de acción. Entre los principales hay un lugar para el sector financiero.

Un informe sobre estas iniciativas elaborado por el Instituto Iberoamericano de Derecho y Finanzas (IIDF) evidencia que Estados Unidos y Europa lideran las inicativas en este sentido.

En Estados Unidos, primero la Reserva Federal recortó 50 puntos básicos a su tasa de intervención, llevándola al rango 1%-1.25%, “algo que no sucedía desde octubre de 2008”. La sorpresa fue mayor este domingo cuando volvió a intervenir el ratio: lo recortó en un punto, ubicándolo entre el 0 y el 0.25%.

Previamente, también había anunciado la inyección al sistema financiero 1.5 trillones de dólares para préstamos a corto plazo, buscando garantizar la liquidez del sistema en medio de la crisis. 

En RD, una medida oportuna puede ser la eliminación temporal del cobro del impuesto a las transferencias en línea. Clic para tuitear

Del otro lado del Atlántico, el Banco Central Europeo precisó que los colchones de capital y liquidez con que operan las entidades están diseñados para soportar coyunturas como la actual, pero anunció una flexibilización en ese sentido.

El organismo también decidió llevar a cabo “operaciones adicionales de refinanciación a largo plazo (LTRO por sus siglas en inglés) para proporcionar apoyo de liquidez inmediato al sistema financiero de la zona del euro”, al menos hasta junio de este año.

El Banco de Inglaterra, por su parte, decidió fijar el colchón de capital en 0% por el momento, aplicando la política anticíclica. Es una reducción (desde 1%), aunque la meta para este año iba en la dirección contraria (2%), explica el informe.

Además, la Autoridad Bancaria Europea decidió posponer para 2021 el ejercicio de pruebas de estrés que se ya estaba en proceso para todas las entidades de la UE, y que estaba pautado que finalizaría en julio próximo.

La disposición, que proporciona un alivio de capital importante, está acompañada de una recomendación dirigida a los bancos: atenerse a las “políticas prudentes” de distribución de dividendos y otras remuneraciones variables. “Se espera que los bancos utilicen los efectos positivos de estas medidas para apoyar la economía y no aumentar la distribución de dividendos o la remuneración variable”, explica el informe.

Asimismo, el Banco Central Europeo pidió a las entidades hacer la revisión de sus planes de continuidad y que estudien las acciones que podrían tomarse para minimizar los los efectos adversos de la propagación del coronavirus. 

En Italia, el gobierno implementa medidas de urgencia para ayudar a las familias y a las pymes: estableció, por decreto, la posibilidad de suspender los pagos de los créditos hipotecarios hasta por 18 meses. 

“Tendrán derecho a la suspensión de las hipotecas solamente quienes se hayan quedado sin empleo o hayan sido despedidos temporalmente de sus empresas. Igualmente, recibirán la ayuda quienes tengan una reducción de sus horarios de trabajo durante al menos 30 días”, recoge el documento del Instituto Iberoamericano de Derecho.

En el caso de las pequeñas empresas, podrán solicitar el aplazamiento de sus obligaciones por cualquier tipo de financiamiento.

En territorio Latinoamericano, se destaca que Colombia creó una línea de crédito de Bancoldex con cupo de $250,000 millones para los sectores turismo y aviación. 

Además, el Banco de la República puso en funcionamiento “un nuevo mecanismo de cobertura cambiaria, para facilitar la negociación de moneda extranjera con tipo de cambio flexible”.

 ¿Y República Dominicana? 

En el contexto doméstico aún no se han tomado medidas de este tipo para paliar, a través del sector financiero, la crisis generada a propósito de la propagación del coronavirus.  

Para el analista financiero Alejandro Fernández W., director ejecutivo de este portal, una medida oportuna puede ser la eliminación temporal del cobro del impuesto a las transferencias en línea. 

Argumenta que la disposición facilitaría a los usuarios hacer pagos sin necesidad de trasladarse a oficinas físicas que, como espacios de servicios públicos, son focos de propagación de la enfermedad.


Volver Arriba