IMPORTANTE: Conoce las medidas tomadas por las entidades bancarias por COVID-19

Feller ratificó en “AA+” la solvencia y los bonos corporativos de CEPM; perspectivas son negativas

Feller ratificó en “AA+” la solvencia y los bonos corporativos de CEPM; perspectivas son negativas

Fuente Externa

Feller Rate ratificó en “AA+” la calificación de la solvencia y los bonos corporativos de Consorcio Energético Punta Cana – Macao S.A. (CEPM). Las perspectivas de la calificación son “negativas”.

Explicó que la calificación asignada refleja su condición de operador eléctrico integrado dentro de un sistema aislado en una concesión de largo plazo y la existencia de clientes con contratos de largo plazo e indexados al costo del combustible, con baja morosidad y buenos indicadores relativos de calidad de servicio y eficiencia.

En contraparte, incorpora la dependencia del sector turístico, la exposición a la volatilidad de los precios de los combustibles y la importancia de EGE Haina como proveedor de energía.

En su comunicado, Feller Rate explicó que, dada la pandemia de Covid-19 que ha impactado desde marzo de 2020 y el importante grado de exposición de los ingresos a clientes hoteleros del sector turismo, la compañía ha realizado una serie de ajustes con la finalidad de mantener las operaciones, resguardando la integridad de sus colaboradores.

Las perspectivas negativas se sustentan principalmente por su alta dependencia del sector turístico. Clic para tuitear

«De esta forma, se ha adaptado el sistema a la nueva demanda, que ha caído aproximadamente en un 50%, quedando con dos motores de Sultana y el resto con generación de planta Bávaro. Dada la caída esperada en los ingresos, producto de una menor demanda eléctrica y térmica, la compañía está reduciendo en un 25% su opex (US$ 10 millones aproximadamente) y eliminando capex no esencial, el cual pasó desde US$ 32 millones a U$ 17 millones para el año 2020», indica.

Asimismo, destaca la flexibilización de los dividendos, esperando el no reparto de estos para este año, con la finalidad de seguir fortaleciendo la posición de caja de la compañía para mitigar situaciones de estrés.

«En línea con lo anterior, CEPM mantiene una buena flexibilidad financiera, con recursos en caja, a febrero de 2020, por US$ 37,7 millones y vencimientos de deuda por US$ 30,9 millones en el corto plazo, compuesta de créditos bancarios, sin vencimientos de bonos hasta el año 2025. La compañía ha cerrado acuerdos con el Banco Popular, el cual ha otorgado flexibilidad en el pago de capital, en el caso de necesitarlo. Para este año 2020, se considera la reducción de los ingresos y el ajuste en las estructuras de opex y capex, la reducción del barril de combustible y el retraso en 2 meses de las cuentas por pagar de sus principales clientes hoteleros (aun cuando a fines de marzo los hoteles han pagado el 50% a tiempo y el resto al mes que sigue) y el no reparto de dividendos», agrega.

De acuerdo con la calificadora, estas medidas le permitirán a la empresa energética hacer el pago de sus obligaciones financieras de corto plazo, sin necesidad de recurrir a la flexibilidad otorgada por el banco, generando un ebitda en torno a los US$ 45 millones, permitiendo un indicador en torno a los 3,0-3,5 veces, en el límite de la categoría de clasificación actual.

Perspectivas negativas

Las perspectivas “negativas” responden al alto nivel de incertidumbre hacia el año 2021 para el sector turismo, lo cual tiene implicancias en la demanda de energía hotelera y flujos operacionales para CEPM. Si bien se consideraba probable una recuperación en un periodo estimado de 18 meses, la situación actual es de alta incertidumbre, junto con la viabilidad de algunos de estos activos hoteleros en crisis.


Volver Arriba